¿Has llegado al nivel máximo de complicidad con tu pareja? ¿Tienes suficiente confianza como para jugar y dejar de lado los tabúes? ¿Te apetece probar algo nuevo?

La complicidad y la innovación son vitales para una relación sexual sana y, a su vez, una relación sexual sana es vital para una buena relación sentimental. Puede sonar difícil, pero ¡TODO ESTÁ EN TU CABEZA!

Se trata de desinhibirse y probar cosas constantemente, para no convertirnos en robots. Aquí van algunas ideas para inspirarte a jugar

Manos a la obra:

IDEA 1: pídele que escoja tu ropa íntima.

Esta noche tenéis cita, en pareja o con amig@s, da igual. Estáis en casa, ducha, desodorante, colonia... PERO antes de vestirte y con voz seductora, pídele a tu pareja que vaya al armario y escoja la ropa interior que quiere que lleves esta noche.

¡No hay posibilidad de rechistar! Incluso si vuelve con las manos vacías (te tocará ir sin ropa interior). Obedece y dejad que este recuerdo picante os acompañe tooooda la noche…

IDEA 2: la palabra cachonda

Otra vez de cena con amig@s, pero esta vez la persona con vagina (en el caso de que haya más que una, ¡debatid quién será la afortunada!) llevará puesto el huevo vibrador Oh y la pareja llevará el mando a distancia en el bolsillo. El juego consiste en identificar una palabra prohibida, previamente acordada por amb@s. Pongamos por ejemplo “piña”. Cada vez que se mencione esta palabra en la cena quien tenga el mando tendrá derecho a apretar el botón.

Vibrador vaginal control remoto Oh de Platanomelón

Jugar sin parar VER MÁS ❯

Ejemplos: ¿Os apetece piña de postre? o “En el trabajo tenemos que hacer piña para mejorar los resultados del trabajo en equipo”. Vuestra mente creativa puede ser muy traidora...

Guardar un secreto y competir es de lo más excitante. Nadie se enterará de nada, pero vosotr@s dos pasaréis a otro nivel con este juego ¡Ojo que no se os note!

IDEA 3: el sexcondite

La gracia aquí está en que cada persona esconda el juguetito de su pareja. Quien encuentre antes su juguete tiene derecho a disfrutarlo, y la persona más lenta queda castigada... Así tendréis excusa para hacer una segunda ronda.

Ideas de juguetes que podéis esconder PARA PERSONAS CON PENE:

Ideas de juguetes que podéis esconder PARA PERSONAS CON VULVA:

EXTRA TIP: Añadidle algunas pistas, en plan gymkhana con preguntas, y será un juego todavía más divertido.

IDEA 4: el baúl de los deseos

Sacad el diablillo que lleváis dentro y escribid junt@s una lista de las cosas que os gustaría probar como, por ejemplo: haceros un masaje erótico, que te miren a los ojos mientras te masturbas, iniciarse en la doble penetración, una postura en concreto, un trío... ¡Cualquier cosa vale! Cada “deseo” debe ir en un trocito de papel bien dobladito. Coged un bol o un neceser y juntadlos todos.

Un día que escojáis de la semana, cada miércoles, por ejemplo, debéis sacar una papeleta del neceser y ¡a disfrutar! Es una idea genial para innovar. Aunque en Platanomelón no tenemos claro si es más divertido hacer la lista o sacar el papelito...

IDEA 5: los juegos reunidos del sexo

Más allá de vuestra imaginación (que puede llegar a ser infinita y tenéis que ir trabajando) existen muchos juegos pensados para estas ocasiones: dados para cambiar de postura, cartas para superar pruebas, el morbo asegurado en una caja ¡y muchos más!

Aquí tenéis nuestra selección con los mejores juegos: