Nos gusta el placer, nos gusta disfrutar; y la manera más sana de sentirnos bien y gozar es, sin duda alguna, el sexo.

Ahora bien, la mayoría de las veces disfrutamos a medias sin tan siquiera darnos cuenta. Por estrés, por cansancio, o por mil causas que nada tienen que ver con la calidad del sexo en sí (o al menos no del todo). Así que déjanos que te contemos cómo liberarte de todas estas cosas que ocupan tu mente y que te impiden disfrutar del sexo de una manera completa.

1. Deja el trabajo en la oficina

¿Has tenido un día de perros? Mil reuniones, mil fechas de entrega, ¿tanto trabajo que has tenido que comerte un tupper delante del ordenador? Bueno, pues ya está, eso ya ha pasado, has cruzado el umbral de la puerta de tu casa y no se habla de trabajo hasta el día siguiente. Prohibido.

2. Cena romántica y con alegría

O sea, ¿que además de pasarte el día en la ofi te toca hacer la cena al llegar a casa? Ni de broma. Te damos dos opciones:

1. Cocinad en pareja: poned música, contaos vuestro día, lo que os apetece hacer, cocinad al ritmo de la playlist más sexy que tengáis (como esta, por ejemplo).

2. Pedid a domicilio: un capricho de vez en cuando no hace daño a nadie. Pedid que os traigan vuestra comida favorita a casa y san seacabó. Ni cocinar, ni limpiar después ni nada de nada. Y la de cosas que podéis hacer mientras esperáis ;)

3. Daos un masaje

Termináis la cena, os vais a la habitación, encendéis una vela aromática de masaje y disfrutáis de la compañía mutua. Aceite templado, calma, caricias, amor, piel de gallina... Nada mejor que un masaje para liberar tensiones.

[lead-capture]

4. O id a la ducha

Podéis empezar la sesión de juegos con una ducha caliente. Más caricias, más besos, más calor. Jugad con los olores, enjabonaos y disfrutad de lo suaves que estáis. Tocaos mucho, muchísimo. Subid la temperatura hasta que solo queráis ir a la cama.

5. Sexo oral

Nada mejor para relajarse y olvidar las preocupaciones que una buena sesión de sexo oral; y en eso, querid@s amig@s, somos especialistas. Lee nuestros tips para convertirse en especialistas del sexo oral y consigue que se os olvide hasta la declaración de la Renta.

6. Jugad

Ahora que ya lleváis cosa de 90 minutos caldeando el ambiente, que no podéis esperar más, que tenéis las pulsaciones a mil y vuestros cuerpos están a punto de explotar por la anticipación, podéis entrar en materia.

¿Qué es fundamental? El silencio. Así como siempre recomendamos que pongas música para empezar los juegos, ahora te decimos que la apagues, para que podáis concentraros en vuestra respiración, en el latido de vuestro corazón y hasta en el sonido que hace su piel al rozar la tuya.

...

Así que ya sabes, no dejes que el estrés arruine tu vida sexual. Ni que la haga menos maravillosa. El sexo está para disfrutarlo plenamente; y debería ser la manera de olvidar lo que nos agobia aunque sea durante unos minutos.