¿Cuánto tiempo de tu vida sexual le has dedicado al sexo oral? ¿Disfrutas practicándolo? Si tus respuestas son “poco” y “no especialmente”, este post es para ti.

Y es que, por algún motivo, el sexo oral sigue viéndose como esa práctica aburrida que a todo el mundo le gusta recibir, pero a nadie le gusta practicar. Mal. Fatal. El sexo oral es divertidísimo y, practicado en condiciones, puede hacerte sentir increíblemente sensual.

Pero claro, no basta con abrir la boca y dar cuatro lametones, hay que currárselo un poco más... Gracias a estos consejos darás a tu pareja el mejor sexo oral que probará jamás.

Para todo el mundo

Es importante que, antes de distinguir lo que debemos hacer según los genitales, demos consejos unisex, para todo el mundo:

Higiene, por favor

¿Que es domingo y os habéis pasado el finde en pijama sin siquiera ducharos? Basta de vagancia, a la ducha todo el mundo, a pasar gel por todo el cuerpo, haciendo hincapié en las zonas íntimas. No hay nada más cortarrollos que bajar a practicar sexo oral en plan porn star y encontrarte con que eso huele a... mal, que huele mal.

guía sexo oral Platanomelón

Poneos nervios@s

Antes de llegar a la zona, juega. Besaos el cuello, el pecho, la barriga, los muslos... id bajando muy poco a poco, hasta morir de ganas. Nada mejor para hacer la espera aún más dura que el labial Arousal, de Bijoux Indiscrets, que enloquece a cualquiera con cada beso y cada mordisquito juguetón.

De sabores


El clásico “Ay, es que sabe raro...”. Vale, sabemos que el sabor de la zona genital puede ser agradable y excitante para algunas personas, y sumamente desagradable para otras. ¡Para gustos los colores!

Y es que, aunque el olor y el sabor dependen, en gran medida, de la higiene, de su alimentación y muchos factores más. En el caso de la vulva, este también varía a lo largo del ciclo menstrual.

Menos mal que existen lubricantes con sabores que facilitarán el sexo oral a aquellas personas que encuentren el olor y el sabor de la zona genital no demasiado agradable. Imagínate lamer y que sepa a chocolate, a caramelo, a vainilla... mmmm.

guía sexo oral Platanomelón

[lead-capture]

Jugad con la temperatura

¿Alguna vez has probado a dejar que se te derrita un hielo en la boca e, inmediatamente después, has besado a tu pareja? ¿A que mola? Pues ahí abajo, también. Así que jugad con contrastes de frío/calor y enloqueced de placer.

¿Nuestra recomendación? Si no quieres jugar con hielo (ya que puede causar dolor en los dientes), existen productos que te permiten conseguir estos contrastes de temperatura sin ningún tipo de molestia, como el brillo labial Estimulante, de Shunga que, con solo unas gotas, hará que tu pareja sienta escalofríos orgásmicos con cada beso.

No olvidéis las manos

Sí, la boca está genial, pero la mano os puede ayudar muchísimo a coger un ritmo más ágil y constante.

Durante la felación, la mano puede ayudar a ejercer más presión sobre el pene, causando de este modo más placer y durante el cunnilingus, los dedos pueden estimular la zona G mientras la lengua se dedica a la estimulación externa. Y ya si usas un vibrador como Genio, especialmente diseñado para la estimulación la zona G, harás que llegue al orgasmo en menos que dices “sexo oral”.

Otro gran olvidado durante el cunnilingus son los labios. Tan cerca del clítoris y a la vez tan lejos. Estimúlalos con caricias o con vibraciones. Para ello, puedes usar tus dedos o ayudarte de un poquito de vibración, con un juguetito como la bala vibradora Neo, que dará un extra de placer a cualquier juego ;)

guía sexo oral Platanomelón

Felación

Empezamos la felación: el sexo oral que se le practica a los hombres y las personas con pene; y te damos los tips fundamentales para que no solo llegue tu compi, sino para que tú también te sientas la persona más sexy del mundo mientras lo practicas.

Empezamos con algo básico: no olvides que eres tú, tu boquita y nadie más quien l@ está haciendo llegar a un orgasmo inolvidable.

guía sexo oral Platanomelón

Dale a la lengua

Dale vía libre a tu lengua. Arriba, abajo, en círculos, en toquecitos rápidos, con la lengua plana, la lengua plegada, rápido, despacio, succionando, sorbiendo. Es muy importante que no uses solo tus labios a la hora de practicar sexo oral.

Juguete ideal: complementa los “besos” con el brillo labial Divine Oral Pleasure, que hará que la temperatura de tus labios suba y baje, estimulando sus zonas erógenas y provocándole un placer inmenso.

No escatimes en saliva

Es como el lubricante durante el sexo anal: nunca sobra. El calor y la humedad de la saliva le harán sentir espasmos de placer. Además, servirá para que tu mano se deslice más fácilmente.

Tip oral: escupe. Le enloquecerá que escupas un poquito sobre la punta del pene. ¿Por qué? Básicamente porque lo ha visto en el porno.

No olvides sus testículos

No por nada, al final siempre se quedan fuera en esto del sexo oral y no puede ser, ya que los testículos son una de sus áreas más sensibles. Succiónalos suavemente, masajéalos con tu lengua; y ya que estás por la zona, pasa la lengua en círculos por su entrepierna. O pasa la bala vibradora Neo si quieres dejarl@ boquiabiert@ y que muera de placer. Eso sí, no olvides que son muy sensibles, así que prueba con la intensidad más baja y ve subiendo (si hace falta) poco a poco.

Míral@ a los ojos

Si has seguido los primeros consejos al pie de la letra, enloquecerá en cuanto le mires fijamente a los ojos. Los hombres y las personas con pene son muy visuales, así que ten por seguro que estará mirando qué haces ahí abajo y le excitará muchísimo ver que te interesan su reacciones.

Guarda los dientes

Ojo, usar UN POQUITO los dientes puede resultar superexcitante, pero lo mejor es que los mantengas lo más escondidos posible para evitar gritos de dolor.

guía sexo oral Platanomelón

Cunnilingus

Empezamos con una pequeña bronca para las parejas de mujeres y de personas con vulva: tenéis que hacerlo más, que bien que os encanta recibirlo, pero luego cuando se os pide que deis besitos a la zona íntima de vuestra pareja ponéis cara de “¿Es a mí?”.

Pero bueno, al lío, déjanos darte los consejos que te harán ganar el título de Gran Especialista del noble arte del cunnilingus.

No solo clítoris

Así como durante el coito muchas veces olvidáis el clítoris, durante el cunnilingus soléis olvidar que existe no solo la vagina, sino en general TODO lo que no es el clítoris.

Clítoris, labios, vagina y, si estás con ganas de aventura, también el ano. Lame y succiona su clítoris y sus labios e introduce tu lengua en su vagina.

Iniciativa propia y empatía

Nada puede excitarnos más que una persona que se muere por darte sexo oral; que disfruta haciéndolo, y que se detiene a notar qué te gusta y qué no durante la práctica.

La próxima vez que estéis a solas, sorprende a tu compi bajando directamente, con ansia, con ganas y deseo; verás cómo tenéis una sesión de sexo inolvidable. Presta atención a sus espasmos, sus temblores y los movimientos de su cadera para saber qué le gusta y que no, y actúa en consecuencia.

guía sexo oral Platanomelón

Lengua multiposición

Ni lengua ariete, ni lengua boba. O sea, que ni demasiado dura ni de blandiblú. Piensa que tu lengua es el mejor juguete sexual: multiposición y multivelocidad. Sorprende con cambios de ritmo y de posición: lengua plana, lengua doblada, a toda velocidad, despacito...

...

Así que ya está bien, se acabaron las excusas. Empóllate estos consejos, coge a tu pareja por banda ¡y dale el mejor sexo oral la próxima vez que estéis a solas!