Desde el clásico “Si te tocas mucho te quedarás ciego” hasta el “Tocarse demasiado hace que no disfrutes del sexo”. Hemos venido a aclarar que la masturbación no tiene todos los terribles efectos secundarios que se le achacan desde hace tantos años, sino más bien todo lo contrario; como te contamos en este post, masturbarse tiene un montón de beneficios.

Pero bueno, al lío, vamos a cazar unos cuantos mitos:

1. Si te masturbas mucho te quedarás ciego

Esa la han oído tradicionalmente más los hombres que las mujeres; más que nada porque es frase de abuela, y para ellas es inconcebible que una mujer pueda darse gustirrinín a sí misma.

Pero vamos, resumiendo, no. No te quedarás ciego. Y si comes zanahorias tampoco verás en la oscuridad. Eso sí, que no te dé en el ojo, porque eso sí que puede hacer un poco de pupa.

2. La masturbación causa enfermedades

Sí, es cierto, hay numerosos casos de personas que se han dislocado la muñeca por masturbarse. NO, CLARO QUE NO.

Aunque sí que es cierto que pueden ocurrir irritaciones cutáneas por intolerancia a algunos lubricantes o por no lavar correctamente los juguetitos. Recuerda, siempre agua tibia y jabón o un Toy Cleaner, antes Y después de usar tus juguetes.

3. Las mujeres y las personas con vagina no necesitan masturbarse

Sorry, what? El 81% de estas admite haberse masturbado en alguna ocasión, así que terminemos con este mito estúpido de una vez. La masturbación es una técnica sexual que hace bien a todo el mundo. Y vale, en general, nadie la necesita (si nos ponemos estrictos con el significado del verbo “necesitar”), nadie se va a morir si no se masturba, pero nos causa placer y nos apetece hacerlo de vez en cuando.

4. Es malo masturbarse durante la menstruación

Dejemos de creer esto, por favor. El orgasmo es un analgésico superpotente, como un Espidifén, pero sin saber fatal. Así que, durante la menstruación, lo mejor es tener sexo en general. Y eso incluye la masturbación.

Y lo mismo se aplica al dolor de cabeza.

[lead-capture]

5. La masturbación te hace estéril

Los hombres y las personas con pene son, desde que alcanzan la pubertad hasta que mueren, una fábrica de espermatozoides. Y si no te lo crees, mira al padre de Julio Iglesias, procreando hasta los mil. Vamos, así por resumir, no se les va a agotar el semen. Punto y pelota.

Las mujeres y personas con vagina sí tienen un número determinado de óvulos; pero, desde luego, no los pierden con la masturbación, sino de una manera bastante menos placentera.

Lo único que puede haber dado lugar a esta creencia es que, hay que profesionales de la medicina que pueden aconsejar a quienes tengan un bajo recuento de espermatozoides y quieran tener hijos que bajen los ritmos de masturbación. No siempre, sino en la época en la que están en ello.

6. La masturbación causa disfunción eréctil

La disfunción eréctil puede tener causas físicas y psicológicas varias, pero ninguna de ellas es la masturbación. Así que, tanto si eres tú quien la sufre, como si es tu pareja; bajo ninguna circunstancia achaquéis este problema a la masturbación. Id a un médico y dejad que os ayude a solucionar el problema.

7. La masturbación hace que disfrutes menos del sexo

A ver a ver a ver... ¿no hemos aprendido nada? La masturbación hace que te conozcas mejor a ti mism@. Qué te gusta, qué no te gusta, qué no te hace ni fu ni fa.

¿Que podrías descubrirlo jugando en pareja? Claro que sí, pero lleva más tiempo y somo más de llegar aprendid@s de casa y luego ya mejorar los juegos en común.

8. La gente en pareja no se masturba

Aquí hablaremos un poco ya a nivel de experiencia personal. Cuanto más sexo tienes, más sexo te apetece tener. De modo que la masturbación no muere con la relación, sino que la frecuencia más o menos se mantiene y, en muchas ocasiones, incluso aumenta.

9. Usar juguetes sexuales hace que no quieras sexo en pareja

Aquí ya nos enfadamos un poco. ¿Cuántas veces hemos dicho que no hay nada más sexy y excitante que complementar el sexo en pareja con juguetitos? Un masajeador externo, un plug anal T-Rex, kits de bondage... Existen mil juguetes para usar en pareja que no harán más que aumentar tu deseo sexual.

10. L@s niñ@s que se masturban serán adictos al sexo

No, simplemente es que son curios@s. Y, muchas veces, por curiosidad, juegan con sus órganos genitales. Es normal que, como padre/madre, si entras en la habitación y ves a tu peque mirándose ahí abajo te preocupes, pero también es totalmente normal que lo haga. Tu peque no va a ser ninfóman@, solo está explorando su propio cuerpo.

...

¿Ha quedado claro ya? Masturbarse es maravilloso. Así que... ¡a tocarse todo el mundo!