¡Oh, sí! Mientras las escenas de sexo suelen ser un recurso común en muchas películas contemporáneas, la masturbación sigue siendo un tema bastante tabú en la gran pantalla, especialmente las de masturbación femenina/de personas con vagina. Por ello, y para celebrar que hoy 7 de mayo es el Día de la Masturbación, en Platanomelón hemos seleccionado nuestras 7 escenas favoritas de masturbación en el cine.

Momentos cuya magia, alegría e hilarante erotismo nos encandilan por completo y deseamos compartir con vosotr@s. Abriendo nuestro universo a un acto que es íntimo, natural y honesto y a la vez resulta beneficioso en tantos aspectos para nuestra vida sexual y salud. ¿Cuál de todas es vuestra favorita? La de Secretary, Esta no es otra estúpida película americana, Virgen a los 40, Cisne Negro, But I’m a Cheerleader, Solo Dios Perdona o Átame.

7 escenas de masturbación femenina en el cine:

1) Secretary

*dirigida por Steven Shainberg

La secretaria, magistralmente interpretada por Maggie Gyllenhaal, comparte con nosotr@s una de las mejores escenas de masturbación del cine descubriéndonos sus fantasías y sueños con su jefe mientras deja volar su imaginación en un mundo de erotismo y sensualidad...

2) Esta no es otra estúpida película americana

*dirigida por Joel Gallen.

¿Un vibrador maqueado? ¡Oh! ¿Qué mejor regalo de cumpleaños? En esta delirante escena del film su protagonista se ve inducida a uno de los placeres íntimos más naturales y divertidos cuando, de repente, toda su familia, el perro y el cura, deciden felicitarla con el pastel de nata perfecto...

3) Virgen a los 40

*dirigida por Judd Apatow

Beth, interpretada por la siempre divertida Elizabeth Banks, decide presentarse en casa de su mejor amigo Andy para pasar una velada inolvidable junt@s. Le propone un burbujeante baño en el que al final, más que junt@s, ella acabará masturbándose ante la virgen mirada del protagonista. (Sentimos que la escena esté en italiano, ji)

4) Cisne Negro

*dirigida por Daren Aronofsky

Ella quiere ser la mejor bailarina del mundo, pero para conseguirlo deberá liberarse, o eso le dice muy en serio su coreógrafo. Por ello, Nina (interpretada por Natalie Portman) decide dejarse llevar y hacer caso al mejor, soñando y bailando como nunca...

[lead-capture]

5) But I’m a Cheerleader

*dirigida por Jamie Babbit

La inocencia, el descubrimiento de la sexualidad y la orientación sexual se unen al acto de la masturbación en esta divertida escena protagonizada por Natasha Leyonne. Porque, a veces, un juguete erótico puede ayudar muchísimo para la autoestimulación durante las fantasías nocturnas, pero no olvidemos que algunos son lumínicos y hacen un poco de ruido...

6) Solo dios perdona

*dirigida por Nicolas Winding Refn

¿Te imaginas que te atan las manos a una butaca para luego masturbarse ante ti? Pues esto es justo lo que decide dedicarle la protagonista de la siguiente escena al mismísimo Ryan Gosling, aparentemente impasivo, pero con una cara de sufrimiento que todavía no sabemos si es cosa del suspense o es que siempre pone esta cara...

7) Átame!

*dirigida por Pedro Almodóvar

¡El submarino de Átame! Mítica escena almodovariana protagonizada por una joven Victoria Abril en la bañera, soñando y disfrutando ella solita con la metáfora del submarino. Ay, siempre tan divino y genial...

¡Feliz Día de la Masturbación!