Si te masturbas, te quedarás cieg@. Si comes zanahorias, verás en la oscuridad. Si te tragas un chicle, se te quedará en el esófago y te morirás. Desde peques escuchamos muchas cosas que condicionan nuestras conductas, sobre todo a nivel sexual. Ahora bien, ¿cuántas son ciertas?

 

Si te masturbas mucho, te quedarás cieg@

Clásica frase de abuel@s. Obviamente esto no es cierto, a no ser que eyacules dentro del ojo, en ese caso no te quedarás sin vista, pero te escocerá un montón. Así que cuidado.

Para evitar semejante desastre, te recomendamos que te hagas con un huevo Tenga. Su superficie estriada dará un plus de placer a tus momentos de intimidad y, además, todo estará bajo control.

 

Masturbador Tenga Egg

Con él tus ojos están a salvo VER MÁS ❯

 

Los juguetes sexuales son cosa de personas con vagina

Nada más lejos de la realidad. Hace años, el vibrador se creó para curar a las mujeres cis de una supuesta enfermedad causada por la falta de orgasmos conocida como 'histeria femenina'. Hoy, en pleno siglo XXI, sabemos de sobra que no es una enfermedad y que tod@s tenemos derecho a alegrarnos el día con especialistas del placer (los juguetes).

Tengamos lo que tengamos ahí abajo, la personalidad es lo que marca que cada persona use más o menos juguetes. Y hasta aquí la clase de historia de hoy.

Nada que ver

 

Las mujeres y personas con vagina necesitan menos sexo que los hombres y personas con pene

Clásica frase que dice todo el mundo. ¿Es cierta? No. Tod@s tenemos la misma necesidad de practicar sexo y las mismas ganas, de nuevo, independientemente de lo que tengamos ahí abajo. De hecho, las ganas de las personas con vagina suelen aumentar con la edad, alcanzando la plenitud sexual a los 35 años. El problema es que es más fácil que se cansen del sexo debido a la rutina.

¿La solución? Mantener la chispa encendida y probar cosas nuevas con tu pareja para no caer en el aburrimiento.

 

[lead-capture]

Las personas con pene son infieles por naturaleza y las personas con vagina, monógamas

No nos cansaremos de repetir que aquí somos tod@s iguales. Lo único que sabemos es que hay personas que tienen más facilidad para ser infieles que otras, tengan lo que sea entre las piernas.

Entonces, ¿a qué se debe este mito? En teoría a que los hombres/personas con pene sienten la necesidad de acostarse con muchas mujeres/personas con vagina con el objetivo de asegurarse la descendencia. Por su parte, las mujeres/personas con vagina son monógamas porque “su naturaleza” las lleva a cuidar de la descendencia.

M-E-N-T-I-R-A. Numerosos estudios científicos han desmentido este mito que no solo es falso, sino que ha terminado reprimiendo la sexualidad de las personas con vagina, que creen que deben tener menos compañer@s sexuales.

 

 

Las mujeres/personas con vagina no se tocan

Esto es obviamente falso. Si no, no habría la variedad de juguetes sexuales para personas con vagina que hay.

La masturbación es, sin duda, una de las mejores maneras de mejorar la vida sexual en pareja, ya que nos permite descubrir qué nos gusta y que no nos gusta en la cama. ¿Y qué mejor que hacerlo con un especialista como Lucas?

Lucas conejito vibrador

¡Entrénate! VER MÁS ❯

 

El sexo anal solo lo practican l@s homosexuales

Que duele, que no causa orgasmos, que no les gusta a las mujeres/personas con vagina... Como ya te dijimos en este post, es la tercera práctica sexual más extendida para todo el mundo, sin importar su género y orientación sexual. Por algo será, algo de placer causará, ¿no?

¿Que duele? Si se hace correctamente no debería doler. ¿Cómo se puede evitar el dolor del sexo anal?

Preliminares

Sí, los preliminares siempre son importantes y, en este caso, más aún. Jugad, divertíos, relajaos con un buen masaje erótico...

Lubricante de silicona

Este tipo de lubricantes es mucho más denso y, por ende, dura más y es más efectivo en la práctica del sexo anal. Con estos, todo fluirá mucho mejor.

Cremas relajantes

Con ellas, la penetración es mucho más fácil y te olvidarás del dolor.

Kits de entrenamiento

Entrénate con diferentes tamaños antes de pasar a la penetración.

Plugs anales de distintos tamaños

Paso a paso VER MÁS ❯

 

Y lo último que te aconsejamos es tener mucha paciencia. Las cosas de palacio van despacio.

 

Los afrodisíacos

Esto ya te lo contamos en su día en este post, y te lo repetimos: no existe evidencia científica de que ningún alimento incremente el deseo sexual.

 

Al final, el único afrodisíaco eres tú: las miradas entre tu pareja y tú, tu modo de comer determinado plato o de beber tu copa con una pajita, tu lencería, tu manera de morderte el labio... Todo menos la comida.

 

...

 

Cuéntanos, ¿qué mito te has creído toda la vida y resultó no ser cierto?