Seguro que has oído muchas historias acerca del semen; como que las personas con pene pierden su fuerza cuando eyaculan, que el semen tiene muchos beneficios para la piel (como si de la mejor crema hidratante se tratara), que rejuvenece o incluso que si te masturbas demasiado dejarás de producirlo. Pero ¿es verdad todo lo que se cuenta? ¿O forma parte de los mitos y mentiras que acompañan al sexo?

En este artículo vamos a responder todas esas preguntas sobre el semen que te has hecho alguna vez para que disipes todas tus dudas. ¡Que no te la cuelen!

 

Atención, no te pierdas ningún detalle

 

¿Qué es el semen?

El semen es un fluido espeso y blanquecino que las personas con pene expulsan por la uretra al eyacular. Está compuesto en un 90% de líquido seminal y un 10% de espermatozoides. El semen es el taxi de los espermatozoides, ya que les permite ser transportados hacia el exterior.

 

¿De qué está hecho?

 El semen contiene muchísimos componentes; entre ellos agua, minerales (calcio, magnesio, fósforo, potasio y zinc), proteínas, vitaminas, enzimas y azúcares.

Las leyendas cuentan que Cleopatra usaba semen como hidratante para la piel por sus nutrientes. En la actualidad, muchxs especialistas en dermatología rechazan esta práctica ya que dicen puede tener el efecto contrario y, en lugar de hacernos ver más jóvenes, podría dañarnos la piel.

 

Mejor no innovar en tratamientos de hidratación

 

¿A qué sabe?

Aunque en algunas películas subiditas de tono parece que el semen sea el cáliz sagrado y todxs disfruten de él, la realidad no es esta. El sabor del semen suele ser más bien salado (aunque contenga azúcares), incluso muchas personas lo describen como un sabor amargo y metalizado por el zinc que contiene.

El sabor dependerá de lo que coma la persona con pene en determinado momento, y esto variará de persona a persona. Puede ser que un día el sabor sea más fuerte y otro más suave. Incluso aunque dos personas coman lo mismo, el sabor de su semen será diferente.

 

Cómo mejorar el sabor del semen

Si eres de lxs que quiere estar buenx en todos los aspectos, te diremos que hay alimentos que mejoran el sabor del semen y otros que lo empeoran. Una dieta rica en verduras, hortalizas como el tomate, frutas como la piña o los arándanos, té verde o bebidas azucaradas puede dejar un sabor más suave y neutro en el semen.

 Por el contrario, algunos de los alimentos que empeoran el sabor son los espárragos y las espinacas. Y si hablamos de extremos, el café, el tabaco y el alcohol son lo que provocan un “peor sabor”. Además, estos últimos afectan también a la calidad y la cantidad del semen.

Si quieres saber más sobre cómo mejorar el sabor del semen, lee este artículo.

Dicho esto, si lo que quieres es asegurar un sabor dulce y exótico, lo mejor es que utilices lubricantes de sabores para el sexo oral. Así, vas sobre seguro, y tanto tú como tu compi lo disfrutaréis sin preocuparos por este tema.

Lubricante de sabores Liebe - VER MÁS ❯

 

¿A qué huele?

Igual que el sabor, el olor del semen es algo totalmente subjetivo. Lo que para unas personas huele fantástico y les excita muchísimo, para otras puede ser muy desagradable e incluso cortarles el rollo hasta el punto de perder la pasión del momento. Así que, para gustos, ¡olores!

Como ya dijimos antes, el semen contiene diferentes sustancias: fructosa, hormonas, aminoácidos, potasio, sodio, calcio, ácido cítrico, fósforo e incluso colesterol. Depende de cómo se complementen estos elementos, pueden generar unos olores u otros. Además, variará también según quién lo huela. Pero, sobre todo, depende de la alimentación y la hidratación, ya que hay un gran porcentaje de agua en él.

Muchas personas se quejan de que el olor de su semen o el de su pareja es fuerte, esto puede ser normal. Eso sí, si notas que huele muy fuerte o mal, es importante acudir a tu médicx para descartar algún problema.

 

¿Tragarse el semen es bueno o malo? 

Es cierto que el semen tiene nutrientes que derivan de lo que comemos, así que, culinariamente hablando: no, no es malo. El problema está en que este fluido también contiene nuestro ADN y puede transmitir infecciones de transmisión sexual. Es por esto que, si quieres hacerlo, lo mejor es asegurarte de que tu compi de juegos se ha hecho las pruebas de detección de ITS y no tiene ninguna.

Aunque el semen tiene vitaminas y minerales, no podrías alimentarte solo de eso si te quedas aisladx en una isla desierta. ¡No es tan nutritivo! Y no, tampoco engorda. Cada eyaculación tiene aproximadamente unas 10 calorías, menos que comer 100 g de pepino o de lechuga. Aunque, depende cómo, es más divertido que hacerte una ensalada.

Lo más importante es que tú mismx decidas si quieres o no hacerlo. Además, en cualquier momento puedes decir “Ya no me apetece”. A veces, tenemos en mente una fantasía erótica y cuando nos ponemos a ello, ya no nos excita porque no es tal y como lo habíamos imaginado. Por otro lado, antes de eyacular en la boca de nadie, ¡pregunta! Cada persona tiene sus preferencias y límites, y no hay nada más erótico que poder ver qué es lo que le gusta a tu compi de juegos y cómo poder complacerlx. ¡La comunicación es clave!

 

La decisión está en tu mano

Cómo mejorar la calidad/cantidad del semen

La calidad del semen depende mucho del estilo de vida de la persona; cuanto más saludable sea, más en forma estará su semen.

Lo principal es mantener una dieta equilibrada, como has visto ¡la alimentación influye en el sabor, la cantidad y la calidad!

Por ejemplo, el cacao o los frutos secos, gracias a su alto contenido en zinc, mejoran la calidad del semen, ya que es el mineral que tiene en más concentración. Si hablamos de mejorar la calidad de los espermatozoides y su fertilidad, puede ayudar una dieta rica en ácidos grasos, omega-3, antioxidantes y el ácido fólico de la vitamina B. Estas sustancias las puedes encontrar en el salmón y el aguacate, por ejemplo.

En este caso, hacer deporte también ayuda, siempre y cuando tengamos cuidado con aquellos que pueden tener algún impacto y afectar al suelo pélvico, como el ciclismo. Por otro lado, los ejercicios Kegel ayudarán a prevenir problemas de próstata y a mejorar la salud sexual. Así que ya sabes, estos ejercicios no solo ayudan al suelo pélvico de las personas con vulva. ¡A entrenar se ha dicho!

También ayuda usar calzoncillos de algodón. Un estudio de la Universidad de Harvard apunta a que las personas con pene que usaban boxers o calzoncillos más holgados tenían una concentración de esperma un 5% superior. Una de las razones puede ser que los testículos cuelgan del cuerpo precisamente para mantener su temperatura, y con la ropa interior muy ajustada se pierde este espacio. 

 

¿Qué cantidad de semen es normal?

 En el porno habitualmente vemos que se eyacula una gran cantidad de semen, ¡que no te engañen con los efectos especiales! Una eyaculación normal sería como una cucharilla pequeña de café, que corresponde a una cantidad de entre 1,5 y 5 mililitros. ¿Y solo con eso se puede producir un embarazo? Pues sí, porque cada mililitro puede contener entre 15 y 250 millones de espermatozoides. También hay que tener en cuenta que es muy probable que se eyaculen cantidades diferentes debido al estrés, el tiempo que se lleva sin eyacular, el estado de salud, la excitación del momento, la hidratación o los cambios alimenticios. ¡Todo influye! Lo importante no es obsesionarnos con la cantidad, sino con disfrutar el momento.

Por otro lado, cuando una persona con pene eyacula el semen, este puede salir disparado a 50 km/h. ¡Cuidado con las multas!

Por último, recuerda: si eres de las personas que les da miedo eyacular por si pierden toda su fuerza, no te preocupes, no eres como Sansón ni dejarás de eyacular por masturbarte. Así que, ¡a disfrutar!

 

¿Puede variar su color?

 Cada eyaculación puede ser diferente en el color, el sabor y la cantidad expulsada. El semen es blanco transparente o un poco amarillento. Si es anaranjado, rosa, marrón o rojizo significa que puede contener sangre fruto de una infección o lesión interna. En estos casos, es importante acudir a especialistas para que nos hagan una valoración.

En ocasiones puede verse más brillante a causa de un pigmento que contiene llamado flavinas. ¿Sabías que el semen se usaba como tinta invisible en la Primera Guerra Mundial? Si le pasas luz ultravioleta, se ve fluorescente. ¡Hora de descifrar el código! 

 

¡Puede ser toda una fiesta!

 

¿Puede variar su textura o densidad?

Es posible que con el paso del tiempo la consistencia y la densidad del semen cambien. Realmente no es algo importante en lo relativo al placer. La densidad suele influir en la fertilidad; ya que, si el líquido es espeso, los espermatozoides tienen más facilidad para engancharse a las paredes vaginales y subir a fecundar el óvulo. Pero, en cuanto a las relaciones sexuales, no sentirás más o menos placer por cómo sea su textura.

Si observas que la densidad cambia repentinamente, parece gelatina o está muy espeso; podría ser un signo de alerta de nuestro cuerpo que nos avisa de que existe deshidratación. En ese caso, te recomendamos ir a tu especialista.

Ahora que ya lo sabes todo sobre el semen, tú decides qué hacer. Y, recuerda, ¡cualquier práctica es buena siempre que sea segura, consensuada y divertida para ambxs!