Cada vulva es un mundo... ¡descubre diferentes formas de estimularlas!

Hay vulvas de tantos colores, formas, tamaños... como formas de estimularlas. Y es que, aunque la vulva tiene muchísimas terminaciones nerviosas que nos generan mucho placer, no hay una fórmula mágica de estimulación que sirva para todas ellas. 

A continuación te presentamos diferentes factores a los que puedes prestar atención para descubrir tu fórmula personalizada (o la de tu pareja). 

Formas de estimular la vulva 

Hay diferentes formas de innovar en la masturbación de la vulva, ya que influyen la presión, el movimiento, el ritmo y la zona (labios, clítoris, perineo...). ¡Prueba diferentes combinaciones hasta que encuentres la ideal para ti o para tu pareja sexual! 

Presión

Para saber qué presión es la adecuada para nuestro gusto y para el momento (quizás haya veces que lo prefieras más suave y otras más fuerte), recomendamos ir de menos a más presión: primero, rodea el clítoris con caricias suaves, usando los dedos menos fuertes o a través de la ropa interior por ejemplo…). Esta presión progresiva ayudará a que tu vulva se vaya adaptando poco a poco a la intensidad, a medida que la excitación aumenta. 

Si estás probando diferentes presiones con tu pareja sexual, vale la pena ver con cuál os sentís más cómodxs, por ejemplo, estableciendo 3 niveles (suave, medio y fuerte) para poder guiaros mutuamente diciéndoos los números.

Movimientos 

En círculos, en zigzag, de arriba abajo... ¡Cada persona prefiere un tipo de movimiento! Por eso, si quieres disfrutar plenamente de este tipo de estimulación, lo más importante es experimentar (tanto a solas como en pareja) para conocer tu cuerpo y saber qué movimientos te gustan en cada fase de la excitación. 

Hay personas que disfrutan de mantener los mismos movimientos durante un periodo de tiempo y otras de ir alternando. De hecho, hay quienes, antes de llegar al orgasmo, prefieren que el movimiento no cambie por sorpresa, y quienes encuentran el cambio más satisfactorio... 

Para dos de cada tres las personas con vulva, el movimiento que esté sucediendo en el momento antes de llegar al orgasmo es el que prefieren mantener hasta alcanzar el clímax*.

Sin embargo, a lo largo de la estimulación, muchas veces prefieren mantener el “efecto sorpresa”: 

  • Efecto sorpresa constante: cuando cada movimiento es diferente al anterior para que el cuerpo no sepa qué esperar y mantener la excitación. 
  • Efecto sorpresa prolongado: consiste en repetir cada movimiento unas cuantas veces antes de cambiar y hacer uno nuevo. 

A su vez, estos movimientos no tienen por qué hacerse directamente en el centro del clítoris, sino que el roce que genera mayor placer puede ser en el lado derecho, en el izquierdo, en la parte alta... ¡descubre qué zona te hace ver las estrellas! 

Ritmo 

Pues sí, el ritmo también es un factor clave. Normalmente, la progresividad en el ritmo es clave, por lo que empezar con un ritmo más suave e ir aumentando la intensidad a lo largo de la estimulación seguramente hará que disfrutes mucho más de la experiencia. 

Sin embargo, hay quienes incluso disfrutan de ralentizar el ritmo a medida que sube la excitación para tardar más en llegar al orgasmo... En este sentido, si es tu pareja sexual la que realiza la estimulación, la comunicación será clave para hacerle saber qué es lo que te apetece en cada momento.

De la misma manera, después del primer orgasmo, la comunicación es importante en cuanto a ritmo y presión, ya que hay personas con vulva que prefieren mantener la estimulación y otras que prefieren partir de ritmos y presiones más bajos por que sienten el clítoris más sensible.  

¡Reto musical! 

Escoge una canción con un ritmo que te guste (mejor sin letra para que puedas concentrarte en las sensaciones) e intenta imitarlo mientras te masturbas. 

Y si quieres jugar con la succión... 

Si alguien sabe de la estimulación de la vulva, ¡ese es Mambo! El succionador de clítoris de Platanomelón puede ayudarte a jugar con diferentes ritmos y velocidades añadiendo un plus de succión... Prueba sus cabezales intercambiables y su escala de intensidades y descubre tu estimulación ideal al ritmo de Mambo.

 

El autodescubrimiento es un camino largo (pero divertidísimo) que te traerá muchísimas alegrías (y placer)… ¡Descubre tu fórmula personalizada! 

* Hensel, D. J., Von Hippel, C. D., Sandidge, R., Lapage, C. C., Zelin, N. S., & Perkins, R. H. (2022). “OMG, Yes!”: Feasibility, Acceptability, and Preliminary Efficacy of an Online Intervention for Female Sexual Pleasure. The Journal of Sex Research59(3), 269-282.