La doble penetración puede ser muy placentera, te contamos cómo practicarla de forma segura

Aunque puede que te dé corte, miedo o directamente no sepas ni por dónde empezar, la combinación de la penetración vaginal con la anal puede ser una bomba de placer. Y es que, si cada zona por separado ya es placentera de por sí, imagínatelas juntas...

Y lo mejor de todo es que para disfrutar de este placer no necesitas hacer un trío, puedes disfrutar de ello con tu pareja sexual o marcarte un Juan Palomo, ¡yo me lo guiso, yo me lo como! 

Por qué es tan placentera

En cuestión de placer las terminaciones nerviosas mandan: hacen que la zona sea supersensible y que al estimularla te provoque mucho placer.

Y hay zonas en las que abundan: la vagina y el ano.

  • Vagina: el primer tercio (los 3-5 primeros centímetros) es el que reúne mayor número de terminaciones nerviosas.
  • La estimulación anal: porque reúne muchas terminaciones nerviosas y porque se estimulan los músculos que se contraen al tener un orgasmo.
Al unir estas dos potencias el resultado puede ser explosivo. Solo necesitas saber cómo hacerlo.

3 Maneras de experimentar la doble penetración

Existen varias maneras de disfrutar de esta práctica. Puedes incluir a terceras personas (échale un ojo a este artículo), jugar con los dedos o incorporar juguetes sexuales, ya sea en pareja o a solas.

Personas con vulva a solas

Aprovecha ese momento a solas para descubrir primero lo que te gusta y lo que no. Así, si luego quieres compartir esas sensaciones con tu pareja te será mucho más sencillo explicárselo y, con ello, disfrutar de esta nueva experiencia.

¿Quién ha dicho que no puedes disfrutar de la doble penetración a solas? Los juguetes sexuales son la respuesta.

 

Cómo lo hago

Probablemente te sea más fácil empezar por la penetración vaginal. Para ello puedes jugar con tus dedos o hacerte con un juguete pensado para ello, como el vibrador conejito Lucas.

 

Ahora que ya has entrado en materia, puedes dar paso a la masturbación anal. ¿Cómo? Alcanza la zona con el dedo y si prefieres no jugar por dentro, estimula la entrada del ano con él. Recuerda que un poco de lubricante anal será ideal.

Pero, si quieres ir un poco más allá, te aconsejamos usar un dildo con ventosa como Polo.

 

Cuál es la postura perfecta para hacerlo

Lo más cómodo sería una postura que te deje espacio suficiente para jugar con ambas zonas, como por ejemplo a cuatro patas o ponerte de lado con las piernas un poco flexionadas.

En pareja, vagina con vagina

En el caso de haber dos vulvas/vaginas en la sala la doble penetración se multiplica, y con ella el placer. En este caso hay múltiples opciones y la imaginación juega un papel fundamental... comunicaos para encontrar vuestra fórmula perfecta.

 

Cómo lo hacemos

Lo más práctico es regalarle la doble estimulación la una a la otra, ya sea con los dedos o con juguetes como los que comentamos en el apartado anterior.

Ahora bien, si queréis currároslo un poco más y hacer que el placer sea simultáneo, podéis usar un vibrador doble como Isa y podéis estimularos el ano mutuamente con los dedos y un poco de lubricante anal o con un plug anal pequeño como Pim.

 

Cuáles son las posturas perfectas para hacerlo

La postura más fácil y práctica para que ambxs disfrutéis es la cuchara invertida. Esta consiste en que las dos personas estéis tumbadas, una frente a la otra.

El truco está en entrelazar las piernas para que quepa el juguete de doble penetración y al mismo tiempo podáis estimularos el ano mutuamente. 

En pareja vulva-pene

Aquí la doble penetración es un poco más sencilla por motivos obvios. Así que prepárate para prestar atención a todas las variantes que se vienen.

 

Cómo lo hacemos

Al estar con una persona con pene solo hará falta introducir un juguete para dar paso a la doble penetración. ¿Cuál? Pues depende:

  • Si el pene penetra la vagina, te recomendamos jugar con una cadena o un plug anal como AmyFrank.

 

 

  • Si preferís usar un juguete que estimule la vagina mientras el pene estimula la zona anal, podéis haceros con cualquiera diseñado para uso individual, como Lucas.

 

Cuáles son las mejores posturas para hacerlo

Hay muchísimas posturas que podéis usar, pero, sin duda, la más fácil de hacer es el perrito.

Postura del kamasutra el perrito

Aunque puede ser muy placentero, hay personas a las que el perrito les molesta en vez de darles placer. Si es tu caso, te recomendamos la cucharita o el misionero. ¡Te sentirás mucho más cómodx!

Postura sexual para la doble penetración

Consejos para mejorar la doble penetración

Aunque ahora tienes todo lo que necesitas saber para practicar y disfrutar de la doble penetración, hay 4 cosas que debes tener en cuenta, lo hagas como lo hagas.

  • Siempre que quieras jugar por detrás y no haya un juguete de silicona por medio, todo fluirá mucho mejor si tienes un lubricante de silicona a mano.
  • Si, por lo contrario, os decidís a invitar un juguete de silicona a vuestro encuentro, es mejor que optéis por un lubricante a base de agua, así evitaréis dañar su material.
  • NO uséis el mismo juguete para la penetración vaginal y para la anal. Así evitaréis trasladar bacterias de una zona a la otra. Si usas el mismo, ponle un preservativo o límpialo.
  • No hay prisa. Debes ir a tu ritmo, tomándote tu tiempo para disfrutar de la doble penetración.

 

...

Como ves, podría hacerse un manual sobre la doble penetración. Pero, como siempre, no te olvides de improvisar y hacer caso de lo que pidan tu cuerpo y tu mente.