La importancia de la visibilidad trans

La importancia de la visibilidad trans

La visibilidad trans como vía hacia una sociedad más inclusiva y diversa

El 31 de marzo se celebra el día internacional de la visibilidad trans, y es que, por desgracia, aun a día de hoy se sigue invisibilizando la diversidad de identidades de género.

Por eso, hoy y todos los días del año debemos tartar de tener un impacto en la educación y en la conciencia de la sociedad sobre la diversidad de género. Y para que este impacto sea real debemos dar altavoz y escuchar lo que las personas trans tienen que decir para acercarnos a su realidad, de manera que se desmitifiquen los estereotipos y prejuicios comunes sobre la identidad de género.

Y solo de esta manera llegará el día en que todxs seamos lo que queramos y sintamos ser, sin juicios ni presiones.

¿Qué es ser trans?

Ser trans es mucho más de lo que crees, y es que muchas veces caemos en el error de pensar que para ser trans hay que cumplir una serie de “requisitos” o “condiciones” como pueden ser las intervenciones hormonales y quirúrgicas. ¡Pues nada más lejos de la realidad! Ser trans es una cuestión de identidad. Si no te identificas con el género que se te asignó al nacer eres trans, sean cuales sean tus genitales o tu expresión de género.

Y es que, igual que para ser hombre o mujer no hay por qué encajar en los cánones establecidos como “masculinos” o “femeninos”, las personas trans deberían sentirse cómodas identificándose con lo que son sin tener que maquillarse, depilarse, tener un tono de voz más grave o más agudo, tener barba, vestir de una manera determinada... y todas esas cosas que la sociedad relaciona con la masculinidad o la feminidad.

Bien te adhieras a la idea de masculinidad o feminidad que se nos ha inculcado culturalmente o bien construyas nuevas formas de expresión, ser trans es mucho más que eso.

Definamos algunos conceptos

Término que engloba a todas aquellas identidades de género no normativas y aquellas identidades de personas que no se identifican con el género asignado al nacer (agénero, hombre o mujer trans, gender fluid, etc.). Las personas trans sufren discriminaciones interpersonales, institucionales, teniendo limitaciones incluso en los derechos humanos.

Al nacer, se te asigna un género u otro según tus genitales: si tienes vulva se te asigna el género femenino y si tienes pene, el masculino. Pues si el género que se te ha asignado concuerda con tu identidad de género eres cisgénero. El término cis o cisgénero se contrapone a trans.

La cisnormatividad es la tendencia errónea a considerar que todo el mundo es cisgénero (que su género asignado al nacer concuerda con su identidad de género).

La percepción subjetiva y sentimiento interior relativos al género (sentirse hombre, mujer, ninguna de las dos...), al margen de la orientación o las características sexuales biológicas. Lo que sientes es la identidad de género, lo que te define. Y cada persona percibe, vive y siente la identidad de género de una manera distinta.

El género es el conjunto de formas de hacer, pensar y sentir que social y culturalmente se suele enseñar a cada persona según sus características genitales o sexo fenotípico.

El cissexismo es una actitud discriminatoria que entiende como válidas y correctas solo las personas cisgénero. ¿Resultado? La transfobia, que discrimina y ejerce violencia hacia las personas con identidades trans.

¿Sabías que España es el país encuestado con valoraciones más positivas hacia el colectivo trans y no binario? ¡Todo un logro!

La autodeterminación de género es fundamental para una garantizar la dignidad y los derechos de las personas trans y no binarias. Por eso, ¡celebremos el día de la visibilidad trans!
Regresar al blog