Guía práctica para elegir el lubricante que mejor se adapte a cada situación

El uso del lubricante siempre es una buena decisión a la hora de mantener relaciones: se trata de un recurso que os ayudará a incrementar el placer de vuestras experiencias sexuales. Pero, ¿sabías que existen más de cinco tipos de lubricantes? No todos los lubricantes son adecuados para según qué prácticas. Esta guía te resultará de lo más útil a la hora de elegir el lubricante adecuado para cada situación. Además, es importante no confundir los lubricantes con los estimulantes, ya que su finalidad y aplicación son diferentes.

Aunque siempre hay matices, con estas tablas podrás hacerte una idea sobre para qué sirve cada uno de los principales lubricantes y cuáles son sus diferencias*: 

Según sus propiedades

Características Agua Silicona Aceite
Efecto ultraduradero
Compatible con juguetes eróticos de silicona
Compatible con el látex (preservativos y otras barreras)
Fácil de limpiar
Respetuoso con el pH

Según la práctica

Práctica Agua Silicona Aceite
Penetración vaginal ✅✅
Sexo oral
Masajes ✅✅
Sexo en el agua ✅✅
Sexo anal:
      Sin juguetes sexuales ✅✅
      Con juguetes sexuales de silicona
      Con juguetes sexuales de metal ✅✅
Masturbación:
      Externa ✅✅
      Interna ✅✅
      Interna con juguetes de silicona

Estas características son genéricas, por ello, se recomienda mirar las especificaciones según marca y producto, ya que pueden variar.

✅ Lubricante ideal para la práctica

✅      Lubricante apto para la práctica

❌      No recomendado para la práctica

Antes de usar cualquier lubricante, ten en cuenta... 

  • Como cualquier producto cosmético, antes de utilizar un lubricante en los genitales es recomendable probarlo en otra zona de la piel para ver cómo reacciona. Si se produce deshidratación o irritación, es mejor dejar de utilizarlo porque puede haber más riesgo de contraer ITS. 
  • Debemos tener en cuenta que los lubricantes tienen un nivel de pH. Es por esto que cualquier persona, especialmente aquellas con tendencia a sufrir candidiasis, infecciones genitales o irritaciones, debería consultar este dato a la hora de comprar un lubricante. El pH de la vagina es ácido y normalmente oscila entre un 3,8 y un 4,5; mientras que el del recto es básico, alrededor de un 7. Por lo tanto, se recomienda utilizar un lubricante con un pH similar (en torno a un 4,5 para el uso vaginal y en torno a un 5,5-7 para el uso anal).

Tipos de lubricantes: pros y contras 

Lubricantes a base de agua

 PROS CONTRAS
  • Si no tienes claro qué tipo de lubricante quieres o qué uso le vas a dar, opta por un lubricante a base de agua, ya que son compatibles con todos los materiales de los juguetes, los preservativos y las barreras de látex, la piel con piel y no manchan las sábanas. 
  • Estos lubricantes suelen ser respetuosos con el pH, ya que sus componentes suelen ser más naturales, siendo pues los más idóneos en caso de personas con piel sensible o con tendencia a sufrir irritaciones.
  • Spracticas el veganismo, puedes optar por Med Vegan o Toko Orgánica. Estos lubricantes son ideales para las etapas del embarazo y del postembarazo, ya que todos sus ingredientes son naturales.
  • En etapas de cambios hormonales, de estrés, de toma de pastillas anticonceptivas, de menopausia y de climaterio, en las que puede darse sequedad vaginal, podemos encontrar algunos que tengan un extra de hidratación, y serán ideales para hacer las relaciones mucho más placenteras. 
  • Los lubricantes de sabores también son a base a de agua. 
  • Los lubricantes a base de agua no son recomendables para utilizar bajo el agua porque se diluyen y no lubrican. 
  • se absorben o se evaporan con más rapidez que los de silicona. Por eso, lo más seguro es que necesites aplicar lubricante más de una vez para evitar fricciones. 
  • Si se usa para el sexo anal, tendremos que tener en cuenta que deberá aplicarse más cantidad y más veces, ya que se absorbe y evapora con más facilidad. 

Lubricantes a base de silicona 

 PROS CONTRAS
  • A diferencia de los de a base de agua, la fórmula de los lubricantes de silicona hace de estos unos de los más duraderos, ya que no se evaporan ni absorben. Esto hace que sean ideales para prácticas que requieren muchísima lubricación, como el sexo anal, ya que el recto no lubrica por sí solo, o para sexo en el agua, ya que no se disuelve. 
  • A pesar de ser mucho más densos, resultan igual de agradables al tacto, son incoloros e inodoros y no hace falta mucha cantidad.
  • Son compatibles con la mayoría de preservativos.
  • Debido a su densidad, son más difíciles de limpiar, así que cuidado con las sábanas y las superficies como la madera o el mármol. Por eso, si estás en modo "uno rapidito", te recomendamos usar otro lubricante que se limpie con más facilidad.
  • También debes evitar usar lubricantes de este tipo con juguetes sexuales de silicona, ya que pueden dañar el material y deformar el juguete. Si los juguetes son de otro material no habrá ningún problema. 
  • No son compatibles con los preservativos de silicona. Así que si vas a usar preservativo, mejor usa de látex, de poliuretano o de poliisopreno. 

Lubricantes a base de aceite 

 PROS CONTRAS
  • Puedes usarlos bajo el agua sin problema, así que si has pensado usarlos para una sexión de sexo acuático, ¡no habrá ningún problema porque no se van a diluir!
  • Son superdeslizantes, lo cual los convierte en el complemento perfecto de los masajes erótico. De hecho, este puede considerarse su el uso principal. 
  • El aceite, en general, puede dañar o disolver el látex (preservativos, diafragmas/anticonceptivos de barrera, guantes, y juguetes de látex).  
  • Los lubricantes de aceite manchan con facilidad y son más difíciles de limpiar que los de base de agua, por ejemplo. Y, por ello, como ocurre con los de silicona, también te recomendamos no usarlos para un encuentro rapidito.  
  • El lubricante a base de aceite puede alterar el pH vaginal y provocar irritaciones en la vagina y en la uretra (y más si tienes alguna predisposición). 

Otros lubricantes y cremas estimulantes 

  • Lubricantes híbridos: este tipo de lubricantes son una mezcla de lubricantes a base de agua (suele ser un 90%) y a base de silicona (un 10%, más o menos). El resultado de esta unión tiene las ventajas de los lubricantes que lo componen: es mucho más deslizante y su efecto es mucho más duradero que el de agua. Al igual que con los lubricantes a base de agua, los híbridos no suelen dañar los juguetes de silicona (por si acaso, siempre es mejor probar una pequeña cantidad antes de su uso). Y también manchan mucho menos y son mucho más fáciles de limpiar que los de silicona o los de aceite. 
  • Cremas estimulantes frío-calor: las cremas estimulantes te permitirán explorar otras esferas del placer y experimentar nuevas sensaciones. Este tipo de estimulante suele llevar mentolo o capsaicina (un componente activo de los pimientos picantes). Estos ingredientes estimulan los nervios térmicos de la zona y el flujo de sangre. Es por ello que, unos segundos después de su aplicación, las sensaciones se intensificarán.  

... 

Igual que no usas el gel de cuerpo para el pelo, la crema de pies para las manos o la pasta de dientes como jabón, no uses cualquier lubricante para cualquier cosa. ¡Disfrutarás mucho más y evitarás esos incidentes que cortan el rollo!