SUSCRIBIRME
Siempre que sea con respeto y sin morbo, es bueno hablar de sexualidad y discapacidad

Siempre que sea con respeto y sin morbo, es bueno hablar de sexualidad y discapacidad

03 December, 2020

Nada es igual para todo el mundo y nadie debería pensar que la perfección existe

La gimnasia acrobática es un deporte en el que llevas tu cuerpo al límite y las lesiones forman parte del día a día de lxs deportistas. El 26 de febrero de 2015, tras una caída durante un entrenamiento, me lesioné gravemente rompiéndome la tibia y el peroné. A raíz de una negligencia médica, me tuvieron que amputar la pierna. Yo tenía 16 años. 

Esa es una edad difícil para todo el mundo, convives con muchas inseguridades. A mí, por ejemplo, me generaba inseguridad tener el cuerpo tan tonificado debido al deporte, pero esa inseguridad me la generaron los chicos de mi edad cuando me decían macholo. A todas esas inseguridades normales en una chica adolescente, tuve que añadirle el hecho de aceptar mi nuevo cuerpo con una pierna amputada. El proceso no fue fácil, pero me ha ayudado a conocerme y a conocer mis límites. Espero que todo el trabajo que estoy haciendo sirva para que haya un cambio real en la sociedad. 


Así es como me adapté a mi nuevo cuerpo

El día que me amputaron mi pierna derecha, lo más difícil de asimilar fue tener que dejar la gimnasia por un lado y, en segundo lugar, tener que aceptar mi nuevo cuerpo. Me acuerdo de que una de las primeras cosas que pensé fue que no iba a tener novio nunca. A ver, tenía 16 años, qué quieres. 

Como no podía hacer gimnasia y no quería coger peso, dejé de comer. Sin embargo, esto no me estaba ayudando a mi recuperación porque no tenía fuerzas. Cambié de chip cuando me dijeron: “Si no comes, no vas a poder ponerte la prótesis, y la prótesis es lo que te va a dar libertad”. Ese fue un día muy importante. 

Una vez aceptado el hecho de que no iba a recuperar mi pierna, quise saber cómo iba a ser mi vida con la prótesis. Me costó encontrar información. Lo único que encontré fue gente inglesa o americana que contaba cómo era su vida con una discapacidad en YouTube. Todo esto cambió el día que conocí a Irene Villa. A ella le pude hacer todas esas preguntas que se te pasan por la cabeza, que igual son muy tontas, pero que no se las vas a preguntar a tu madre porque no va a saber qué decir. El hecho de ver que ella tenía una vida completa me ayudó a pensar que yo también la podía tener. Eso me tranquilizó, me hizo sentir más arropada y segura. Ahora intento hacer lo mismo con otra gente. 


La anécdota de la discoteca que cambió mi vida

Cuando empecé a volver a salir de fiesta, yo siempre iba con pantalones largos, porque si llevo pantalones largos no se me nota nada la prótesis. Fuimos a una discoteca con mis amigas. Me lo estaba pasando genial, y un chico se me acercó. Y empezamos a bailar. Entonces me tocó la pierna y notó que estaba dura. Llegó el momento incómodo y me lo preguntó: “¿Por qué tienes la pierna así tan dura?” Entonces tuve que explicarle todo, que tuve una lesión y que me tuvieron que amputar la pierna y que por eso llevo una prótesis… En ese momento pensé: "Si enseñara la prótesis, me ahorraría muchas explicaciones". Cuando estás en una discoteca no te apetece empezar a contarle a la gente que tuviste una lesión deportiva. Lo que te apetece es bailar y punto. Además, si enseñaba la prótesis, tenía la seguridad de que la gente que se me acercaba se acercaba sabiendo que tengo una discapacidad, y que eso no es nada malo. Así que la prótesis tiene una cosa buena: me ahorra tener que tratar con gente estúpida.

Ese fue un momento en el que hice clic y decidí que quería una prótesis que se viera bonita y acorde a mi personalidad. Yo me considero muy alegre, y una prótesis con purpurina era perfecta para mí. Así que le pedí a mi ortopeda que me la hiciera así y a partir de ese día bailo sin dar explicaciones a nadie. 


Mi primera foto en Instagram con prótesis

Es difícil de identificar lo que me ayudó a ganar más autoestima. El deporte, por ejemplo, me ayudó a empezar a mostrar la prótesis en público, ya que esto me costaba mucho. No subía ninguna foto en Instagram ni en mis redes sociales con la prótesis, pero un día esto cambió. Fue el día que fui a entrenar y conocí a otrxs compañerxs con discapacidad. Nos sacamos unas fotos, y ellxs las colgaron en sus redes sociales. Yo me sentí con la obligación de colgarla porque pensé: “A ver si van a pensar que no la quiero colgar porque no quiero que la gente me vea con otras personas con discapacidad”. Obviamente no tenía nada que ver con eso, sino con el hecho de que yo aún no me sentía segura y preparada para subir una foto que se me viera la prótesis. Al final la colgué, y fue un paso grande porque abrirte en las redes sociales es abrirte al mundo. Ahora todos las fotos que tengo en Instagram se me ve la prótesis y no pasa nada porque ya no lo escondo para nada. 


La sexualidad y la discapacidad

Mi primera relación sexual fue después del accidente. No tenía ni idea de qué se hacía con la prótesis. ¿Tenía que tener relaciones sexuales con ella o sin ella? Empecé a salir con un chico, y cuando me sentí cómoda, lo hicimos. Y lo hicimos siempre con la prótesis, porque en ese momento no me atrevía a quitármela delante de la gente. El muñón, para mí, era muy íntimo. Incluso más íntimo que otras partes del cuerpo.    

La relación con este chico se acabó, y cuando llegó la segunda experiencia sí que ya decidí hacerlo sin la prótesis. Ya me sentí cómoda. Estaba en otro punto de mi aceptación. A partir de ahí decidí que una persona con la que tenía confianza e iba a compartir mi sexualidad tenía que conocer todo de mí. No tenía sentido esconderle el muñón. No era lógico. 

También me ayudó mucho hablarlo con mis amigas que tienen alguna discapacidad, a quienes conocí gracias al deporte. Aprendí que, aunque es verdad que al principio me hubiera gustado tener a alguien de confianza para poder preguntarle sobre sexualidad es algo que también tienes que ir descubriéndolo tú. Porque nunca nada es igual para todo el mundo. Entre mis amigas, hay chicas que se sienten más cómodas haciéndolo con la prótesis y otras sin. No hay una regla, lo importante es que cada una lo haga de la forma en la que más cómoda se sienta. 


He empezado una revolución: hablemos de la discapacidad

Cuando creé mi canal de YouTube, ¿por qué fue? Pues porque yo, cuando estaba en el hospital y me acababan de amputar la pierna, quería empezar a ver cómo iba a ser mi vida con la prótesis y no encontraba vídeos. En España hay miles y miles de youtubers, ¿cuántos youtubers hay con discapacidad? Así fue cómo decidí hacerlo yo misma. En mis redes sociales intento mostrar como es mi vida con total naturalidad. 

Tener una discapacidad no es nada malo. Me enfadan mucho los típicos comentarios de “Ay, pobrecita”. Son comentarios que, al final, son discriminatorios porque la gente se está sintiendo superior a mí por el simple hecho de no tener que llevar prótesis. ¿Pobrecita de qué? Si yo estoy fenomenal. Ahora me estoy acordando de una amiga mía, que también utiliza prótesis y que cuando volvió a salir de fiesta después de que le amputaran la pierna, una persona le hizo un comentario que le impactó bastante y fue: “Con lo que eras... y mírate ahora”. Y bueno, se quedó flipando porque ella sigue siendo la misma. Estos comentarios son muy feos. 

...

Todavía faltan muchas personas que den a conocer la discapacidad desde su experiencia personal. También falta mucho por hacer en el campo de sexualidad y discapacidad que, aunque tiene que ser con respeto y sin morbo, es un tema que debería hablarse más. Y lo más importante de todo: nadie debería pensar que la perfección existe. El hecho de ser diferentes es bonito. Necesitamos más referentes. Por ejemplo, ya está pasando en la moda; es importante que haya modelos de tallas grandes, pero de tallas grandes de verdad, y es importante que haya modelos con discapacidad. La sociedad es diversa y tiene que potenciarse. No descarto que algún día me meta en política. 

 

Contado por Desirée Vila
Escrito por Mariona Rodríguez

 

 

Leer más artículos

Tarifas de envío

Península Ibérica (España)
Tipo de envío Plazo de entrega* Transportista Hasta 60€ Desde 60€
Recogida en oficina de Correos 3/5 días laborables Correos 2,99€ GRATIS
Entrega a domicilio 3/5 días laborables Correos 3,99€ GRATIS
Entrega urgente a domicilio 2/3 días laborables Sending 4,99€ GRATIS

Islas Baleares
Tipo de envío Plazo de entrega* Transportista Hasta 60€ Desde 60€
Recogida en oficina Correos 3/5 días laborables Correos 3,99€ GRATIS
Entrega a domicilio 3/5 días laborables Correos 5,99€ GRATIS
Entrega a domicilio 2/3 días laborables Sending 7,99€ GRATIS

Islas Canarias
Tipo de envío Plazo de entrega* Transportista Hasta 100€ Desde 100€ (máx. 150€)
Recogida en oficina Correos 7/10 días laborables Correos 5,99€ GRATIS
Entrega a domicilio 7/10 días laborables Correos 7,99€ GRATIS

Portugal
Tipo de envío Plazo de entrega* Transportista Hasta 60€ Desde 60€
Entrega a domicilio 3/5 días laborables Correos 5,99€ GRATIS

Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Monaco, Noruega, Polonia, República Checa, Suecia y Suiza
Tipo de envío Plazo de entrega* Transportista Hasta 100€ 100€ – 200€ Desde 200€
Entrega a domicilio 3/5 días laborables DHL Express 14,99€ 7,99€ GRATIS

IVA incluido en todos los precios.

 

IMPORTANTE: Los envíos internacionales a países fuera de la Unión Europea pueden ocasionar gastos adicionales de importación, aranceles o aduanas que están fuera de nuestro control. Platanomelón no asumiría ningún coste total ni parcial derivado de estos gastos. En caso de inspección por parte de la aduana de tu país, si tú no estuvieras conforme con los costes aduaneros, y decidieras rechazar el pedido, te descontaríamos todos los gastos ocasionados del importe a devolver (gastos de ida, gastos de vuelta y gastos de gestión o administrativos ocasionados). Ten en cuenta que estos plazos de entrega cuentan a partir de que tu pedido sale de nuestro almacén. El tiempo de procesamiento de los pedidos es de 24/48 horas laborables. Los plazos de entrega pueden verse alterados por festivos, en verano y Navidades, o debido a causas ajenas a Platanomelón. En ningún caso los plazos indicados son una garantía de entrega.

 


Gestión y entrega


  • Los pedidos realizados de lunes a viernes antes de las 12h suelen prepararse y enviar en el mismo día. Este horario no es ninguna garantía, y puede sufrir alteraciones o modificaciones.
  • Si el pedido se realiza después de las 12h se preparará y enviará el siguiente día laborable.
  • Los pedidos realizados durante el fin de semana se prepararán y enviarán entre el lunes y el martes siguiente.
  • En horario de verano se aplican las mismas condiciones, pero hasta las 11h en lugar de las 12h.
  • Las entregas con Correos pueden efectuarse durante el todo el día, de lunes a viernes, de 8 a 20h.
  • Para entregas urgentes con horarios específicos, cómo antes de las 10h, de las 14h o entrega en sábados, pueden existir suplementos.
  • Si prefieres recoger tu pedido en una oficina de Correos se enviará a tu oficina de referencia (la que Correos asigna a tu domicilio). Puedes ver tu oficina de referencia de Correos introduciendo tu dirección aquí.
  • En circunstancias especiales, como festividades locales, estatales, o mal tiempo, entre otras, los plazos de entrega podrían verse afectados.
  • Los pedidos con método de pago contra reembolso requieren de una confirmación del importe por parte del cliente antes de ser enviados. Ten en cuenta que este proceso puede retrasar el tiempo de entrega del pedido.

En todo caso, siempre que esté disponible, te proporcionaremos un número de seguimiento del pedido para que puedas saber dónde se encuentra tu pedido en todo momento.


Seguimiento de pedidos

Correos de España DHL Express Sending

Si nuestra página de seguimiento no muestra información sigue tu pedido desde la página del transportista con tu número de seguimiento.


Atención al cliente transportistas:


Correos de España 900 400 004

DHL Express 902 122 424 (91 660 43 00 – número alternativo gratuito, puede dejar de funcionar)



¿Dudas o preguntas?


Contacta con nosotros

Cerrar

¡Compartir tiene premio!

Formar parte del Club Platanomelón es GRATIS

Comparte tu enlace personal con tus amigxs. Con tu enlace obtendrán 5€ de descuento en su primera compra, y si gastan más de 50€...

¡Tú ganarás 500 meloncitos!
(Recuerda que 100 = 1€ de descuento)

Inicia sesión o Regístrate para conseguir tu enlace personal:

¿Tienes dudas? Haz click aquí.
Discreción y Seguridad GARANTIZADAS
Nadie podrá saber qué has comprado, ni dónde 😉
  • Realizamos todos los envíos en paquetes 100% discretos.
  • Utilizamos cajas sin marcas, recubiertas con bolsas de transporte opacas.
  • Utilizamos un remitente genérico, del tipo BCN Logística o similar.
  • No ponemos albarán de entrega ni factura, ni dentro ni fuera de la caja.
  • Al pagar con tarjeta el concepto del extracto bancario será uno genérico de compra online, imposible de relacionar con nuestra página.

Envío discreto

(Ejemplo real del paquete que enviamos)

Cerrar

Pago seguro – Conexión SSL

La seguridad de tus datos personales y tu privacidad es nuestra prioridad, así como garantizar una compra segura a todos los niveles legales, comerciales y de protección de datos.

Puedes pagar de forma cómoda y segura con Visa, Mastercard, American Express, PayPal, Apple Pay y Amazon Pay. Si lo deseas, también puedes pagar contra reembolso: recibe tu pedido a domicilio, o recógelo en tu oficina de Correos, y paga en efectivo. Esta opción de pago tiene un suplemento adicional de 3€, y no está disponible para envíos a Baleares, Canarias ni Internacional.

Pago contra reembolsoPuedes pagar de forma cómoda y segura con Visa, Mastercard, American Express, PayPal, Amazon Pay y Apple Pay

Nuestra página web cumple con todos los estándares de la industria de pagos con tarjeta y comercio electrónico (certificación de PCI DSS de Nivel 1):

  • Mantener una red segura (certificados SSL)
  • Fuertes medidas de control de acceso
  • Monitorización y tests regulares
  • Protección de la pasarela de pago
  • Política de privacidad y tratamiento de datos

Cerrar

¿Dudas o preguntas?

Échale un vistazo a nuestras preguntas más frecuentes:

Preguntas más frecuentes

hola@platanomelon.com

Te contestaremos en 24/48 horas laborables



O utiliza el formulario

Te contestaremos súper rápido :)

Cerrar