¿Te has dado cuenta de que cada vez todo va más rápido? ¿Queremos algo? Lo tenemos (aunque no todo el mundo). ¿No sabemos algo? En cuestión de segundos lo resolvemos. Debemos reconocer que vivimos a cámara rápida. Y la entrada a la pubertad no podía ser una excepción 😌

Antes el deseo sexual solía despertarse entre los 11 y los 12 años. Y, ahora, se ha demostrado que ¡surge antes de llegar a los 9! 😱 Depende de cómo se mire, esto puede tener ciertos riesgos si se tiene en cuenta la exposición continuada a contenidos incorrectos e inadecuados. ¿Cómo detectarlos? ¿Cuáles son sus consecuencias? 🤔

Control parental manual

Cuando sale spam porno y hay menores de edad

¿Por qué es necesaria la educación sexual?

Emociones, conductas, anatomía… La asignatura (aún pendiente) de educación sexual va más allá de los genitales. ¡El sexo no es solo eso! Unas cuantas sesiones de educación sexual a tiempo nos permiten conocernos, aceptarnos, compartir experiencias, crear nuestro propio concepto de la sexualidad, reflexionar sobre nuestras creencias al respecto…

Al trabajar todos los niveles de la sexualidad es mucho más fácil alcanzar la satisfacción cuando nos ponemos a ello. Y, con ello, somos mucho más felices 🤗

¿Qué es la hipersexualización?

¿Eso qué es? ¿Se come? Hipersexualización no es la clásica palabra que se escucha por la calle, pero eso no significa que no sea importante. Esta palabreja se refiere a la sobreexposición al sexo en nuestras vidas.

Piénsalo: todo el mundo puede acceder a contenido sexual en un abrir y cerrar de ojos, en la TV, Internet, carteles, prensa…

tú buscando información por Internet

Tú cada vez que buscas pelis en Internet

Antes para aprender sobre sexo tenías que preguntar a familiares o profesionales o leer libros escritos por y para gente con un doctorado. 😱

Ahora con un solo clic en internet puedes acceder a millones de contenidos en un segundo 👌🏽 Y, claro, esto repercute directamente en la educación sexual de la juventud. La parte buena es que hay donde elegir y se pueden encontrar contenidos fiables.

La parte mala es la infoxicación. ¿Infoqué? Para que nos entendamos, cuando hablamos de infoxicación nos referimos al montón de información que hay en todos lados y que no siempre es de calidad.

La juventud aprende en colegios e institutos a diferenciar la información buena de Internet de la que no lo es para realizar sus trabajos. Sin embargo, con la sexualidad el filtro es mucho menor por varias razones:

  • Se habla poco o nada del tema en las escuelas y, claro, eso hace que nos lo creamos todo.
  • En muchos casos se toma por buena la primera definición que aparece en el buscador sin tener en cuenta quién la ha dicho, en qué contexto y por qué.
  • El acceso a contenido XXX distorsiona la información y refuerza conductas muy lejos de la realidad, entre ellas, el machismo.

parental control explicit content

Esto no siempre avisa 😱

5 consecuencias de la hipersexualización en la sociedad

1. Malentendidos y generalizaciones

Al recibir contenido de baja calidad y no fiable del todo, la visión del sexo que tenga el público se basará en mitos y creencias. Como por ejemplo creer que a las personas con vagina les gusta que les eyaculen en su boca, que ir directo al grano es lo mejor o que no hay sexo sin penetración. La manera de entender el sexo está totalmente distorsionada.

Además, a veces se da por cierta toda la información que se recibe sin reflexionar. No nos planteamos lo cierto que es esto para cada caso concreto y al final se acaban confundiendo conceptos y en muchos casos también los sentimientos y emociones propios.

Por otro lado, al no poner en duda toda la mala educación sexual que recibimos, es muy fácil llegar a la conclusión de que el sexo es igual para el mundo entero. Cuando, realmente, hay tantos gustos como personas y cada cuerpo es un mundo. Nada es bueno ni malo para tod@s y tampoco hay técnicas infalibles ni varitas mágicas en sexualidad. Si tienes un problema o dudas, tendrás que idear tu propia receta para resolverlos.

2. Visión de la sexualidad irreal

El cine para adultos gratuito, que es el más accesible, ha contribuido en estereotipar un modelo de sexualidad centrado en el placer del pene, donde el deseo de las mujeres y las personas con vagina ha quedado en segundo plano durante mucho tiempo.

Además, la versión del sexo que se aprende a través de la pornografía suele darle mucho protagonismo a los genitales, lo que da a entender que solo se llega al orgasmo mediante su estimulación. ¡Pero el sexo va más allá! ¿Sabías que la excitación empieza en el cerebro? Es imprescindible entrenar nuestro deseo para que se active y se extienda por todo el cuerpo y mente, no solo por los genitales.

3. Problemas en las relaciones sociales y la pareja

Al trabajar la sexualidad, también se tratan las relaciones con los demás. Y es que el sexo puede ser a solas o en compañía. Y por ello, es muy importante saber expresarse y relacionarse. Un ejemplo que deja muy clara la importancia de recibir educación sexual de calidad son los celos: Como tengo celos y no reflexiono en torno al tema, doy por hecho que es una cosa normal porque he visto que le pasa a mucha gente y esto repercutirá tanto en mi autoestima como en mi relación con la pareja.

4. Frustración en las relaciones sexuales y con el aspecto físico

La comparación de las diferentes personas con las que nos vamos a la cama y la pornografía puede generar una gran dosis de frustración. No nos engañemos, lo que vemos en la pantalla no refleja la realidad de las relaciones sexuales.

Es lo mismo que si nos comparamos con los cánones de belleza establecidos, los cuerpos perfectos o l@s modelos de las redes sociales… ¡Nada que ver! Todo ello puede influenciar en nuestro aspecto físico si no trabajamos la autoestima.

5. Sexismo encubierto

Buscando información, nos podemos encontrar con estereotipos de género desde el punto de vista del cine adulto (como los que hemos mencionado antes) o hasta en cosas más simples como las teorías que hablan sobre la necesidad de la maternidad de las mujeres 🤦🏼‍♀️

Si no les prestamos atención, podrían acabar formando parte de nuestra forma de pensar o nuestros comentarios inconscientemente 😱

La educación sexual integral es todo un proceso que tiene que trabajarse a lo largo de la vida. ¡No se consigue de un día para otro!

Pero eso sí, hay que prestarle especial atención desde la infancia para evitar llegar a puntos de no retorno.

Por eso, hay que luchar por una educación sexual de calidad en los centros educativos, pero también en canales de información accesible como Internet. ¡Desde Platanomelón ya estamos contribuyendo un poquito! 💪🏼

Este aprendizaje ha de darse de manera transversal, trabajando todos los factores que intervienen en él: psicológicos, culturales, sociales, médicos, biológicos y relacionales.

...

Dicho de otro modo, para disfrutar el sexo hay que empezar trabajando la sexualidad.

¿Y tú? ¿Te preocupas por recibir una buena educación sexual?