Si alguna vez te has despertado con una insólita sensación de placer, estás en el sitio adecuado, en el momento adecuado. Así que toma asiento y ponte cómod@ porque es hora de destapar verdades.

Si hay una cosa que tenemos en común todos los seres humanos es el sueño. Sobre todo, cada lunes por la mañana 😅

cerdo durmiendo - tú los lunes por la mañana

Tú los lunes por la mañana

Durante el sueño nuestro cerebro atraviesa algunas fases, entre ellas la fase REM, donde se nos presentan imágenes vívidas en forma de historias.

Lo que nos cuesta admitir es que el contenido de alguna de ellas es erótico. ¡Pero no te preocupes, no solo te pasa a ti!

Se les llama sueños húmedos o wet dreams y, según algunas personas, pueden culminar en orgasmos. Pero ¿es real? ¿Mito? ¿O simple sugestión? 😏

redoble de tambores

Redoble de tambores...

¡Nada más real! Según diferentes investigaciones, los orgasmos nocturnos existen y son consecuencia de un repentino incremento de sangre en la zona pélvica en circunstancias de total relajación.

En otras palabras, tu sistema nervioso y tu sistema vascular están en perfectas condiciones y predispuestos para darte placer. ¡Gratis, sin que se lo pidas! 😏

¿Todas las personas pueden experimentarlos?

Cada cuerpo y mente son únicos, por lo tanto, el clímax nocturno varía de individuo a individuo, sin reglas preestablecidas.

Hay personas que lo experimentan más de una vez al mes y otras que nunca lo han vivido.

Aun así, es cierto que es un episodio frecuente durante la pubertad, sobre todo en personas con pene. Sin embargo, al parecer, en individuos con vagina suele darse con mayor frecuencia a partir de los 21 y hasta edades avanzadas.

Cómo conseguir un orgasmo mientras duermo

  • Regla número 1: no existen decálogos, pautas ni ejercicios. Es algo totalmente espontáneo, así que no te estreses intentándolo. ¡Ellos vendrán a ti!
  • Ten pensamientos subiditos de tono: ¡tu imaginación es tu herramienta sexual más valiosa! Así que juega con ella, sin restricciones ni tabúes. Eso le dará contenido erótico a tu mente y, quizás, puede que lo elabore mientras duermes.
  • Dormir boca abajo puede facilitar la estimulación genital. Cuanto más contacto haya entre tu cuerpo y la cama, más probabilidades de roce habrá.

Los orgasmos no genitales son una respuesta totalmente natural de nuestro cuerpo, por lo tanto, no tienes por qué avergonzarte ni sentirte mal por ello. Tampoco tienen ningún significado relacionado con tu vida sexual o tus deseos eróticos.

¡Simplemente relájate y disfruta!

Aun así, si esta situación te genera incomodidad o inseguridad, no dudes en contactar con profesionales de la sexología o la medicina de confianza.

¡Recuerda que el sexo no está entre tus piernas, sino entre tus orejas!

...

¿Y tú? ¿Has tenido alguna vez un orgasmo nocturno? ¿Cómo te has sentido al despertar?