Escribir es sano: 3 tips para aprender a escribir un diario

¡Escribir es sano! 3 tips para escribir un diario

Seguro que en algún momento de tu vida tuviste un diario donde apuntabas tus secretos, pensamientos e incluso tus emociones…

Puede que fueras adolescente o estuvieras afrontando una mala racha.
Luego, por alguna razón, dejaste de hacerlo y nunca más retomaste ese hábito.
O igual nunca tuviste un diario y, aunque tengas la motivación de empezar uno, te faltan horas del día para dedicarle ⌚

Pues ha llegado el momento de desvelarte el ENORME impacto que tiene la escritura en nuestra vida 🎈


Además, te damos algunos tips elaborados por nuestras psicólogas y sexólogas para empezar a escribir un diario de la forma más efectiva y sencilla posible. ¿Listx?

Puede que te quedes así al releer lo que escribiste

 

El poder de la escritura

¿Sabías que escribir es un hábito capaz de cambiar el rumbo de tu vida?
Aunque parezca un poco sensacionalista, miles de estudios demuestran que escribir es una herramienta extraordinaria para la salud mental y emocional de las personas 💕

Y sí, es capaz de cambiar nuestra forma de ver las cosas…

De hecho, el diario es un espacio donde se crean nuevos recuerdos que se quedan grabados para que puedas volver a revivirlos.

¡Boli en mano y toma nota! ✍

 

Aprendes nuevas enseñanzas de viejas experiencias

Cuando vuelves a leer las páginas que escribiste en un momento concreto de tu vida, revives esa misma experiencia desde una perspectiva distinta.

Y es que, al retomar recuerdos pasados, te centras en detalles que te habías perdido al escribirlos y ves significados nuevos que en su día no habías considerado 🤔


De alguna manera, a través de esas páginas, vivimos por segunda vez ese momento, pero esta vez como espectadorxs 🍿

Además, consigues atribuir un sentido distinto a ese fragmento de tu vida e, inevitablemente, te conoces un poquito mejor.

 

Mejora la memoria

Así es, escribir te ayuda a mejorar tu memoria episódica y el aprendizaje y a retener mejor la información 👌

En otras palabras, tu cerebro tendrá más facilidad a la hora de acceder a los recuerdos.

Y si decides escribir a mano, ¡aún mejor!

De hecho, la gran ventaja que tiene ser un poco más vintage es que tomarse el tiempo para escribir a mano ralentiza el flujo de los pensamientos y fija los conceptos de manera más estable y duradera 📝

Así que, si quieres congelar un recuerdo tal y como lo sientes, no lo dudes: papel y boli.

 

Te permite aprovechar mejor tus días

Sí, has leído bien. Cuando te propones el objetivo de escribir, sientes la responsabilidad y la obligación contigo mismx de comunicar algo significativo de ese día.

Así que, por alguna extraña razón, ¡sientes la motivación de hacer actividades que te aporten un poquito de felicidad! 🎈

En otras palabras, si eres consciente de que tienes que recordar este día por algo, harás todo lo posible para llenarlo de valor.

 

Te educa a pensar diferente

Te sientes abrumadx, la situación te supera, no consigues pensar con claridad… Para. Tómate un respiro.

Estás en el mejor momento para dejar fluir lo que sientes y ordenar ese caos que tienes en la cabeza a través de un boli y una hoja de papel.

Y es que la escritura, a diferencia del pensamiento tal y como se nos presenta, nos obliga a poner una estructura a lo que sentimos y pensamos 💭

Es decir, cuando redactas, sigues un hilo lógico y no saltas de un concepto a otro.

Además, al hacerlo, tomas distancia de ese acontecimiento y te resulta más fácil juzgarlo y observarlo con una pizca de racionalidad 🧠

Como ves, escribir te educa a pensar de forma distinta, sobre todo en momentos difíciles.

Pruébalo y ya nos dirás. 

 

Cómo hacerlo… bien

Uno de los objetivos más importante a la hora de traducir nuestros pensamientos en palabras es desahogar nuestras emociones; pero, sobre todo, analizarlas 🔎

Cuando le damos un sentido a lo que estamos sintiendo, ¡aprendemos cosas nuevas!

Vamos, que está bien buscar consuelo en la escritura, pero no tenemos que tomar una actitud pasiva.

Todo lo contrario: ¡tenemos que ser nuestrxs propixs maestrxs! 👩‍🏫

Poner orden a los sentimientos es esencial para entender y afrontar de forma sana los acontecimientos de la vida.

Así que, tómate un momento para ti y proponte escribir durante 15 minutos cada día/dos días/semana, en función de lo que te vaya mejor ⏳

Si lo planificas, va a ser una actividad tan importante como cualquier otra y no te va a restar tiempo de más.

“¿Y qué escribo?”. Depende.

Si quieres sumergirte en tu pasado y resolver algo que te ha quedado pendiente, lo mejor es empezar por lo que te remueva más emociones, tanto buenas como malas. Puede que te sientas triste al acabar, igual que cuando ves una película y te quedas con esa sensación agridulce durante unas horas… Es normal 🙌

Te estás conociendo más a fondo y a veces es un proceso delicado.
Verás cómo, a largo plazo, esos 15 minutos te habrán ayudado mucho a crecer emocionalmente.

Sin embargo, si quieres escribir sobre el presente, no te limites a redactar resúmenes.

En su lugar, hazte preguntas significativas para ti: “¿He ayudado a alguien hoy?”, “¿He aprendido algo que ayer no sabía?”, “¿Qué persona quiero ser el día de mañana? ¿Estoy actuando para avanzar en esa dirección?”.

Recuerda que la pregunta perfecta no existe, cada persona tiene sus inquietudes y su historia de vida…

Así que, averigua qué preguntas te van a aportar algo en tu día a día y utilízalas como guías 🧭

 

¡Póntelo fácil!

“Ya, pero no es fácil”. ¿A que te hemos leído el pensamiento?

Pues ahora que sabes las ventajas de escribir un diario, es hora de ponértelo lo más fácil posible para que sea una acción tan simple que no puedas decir que no.

Te chivamos 3 consejos para automatizar este hábito y que se convierta rápidamente en una costumbre capaz de cambiar tu forma de ver la vida.
¡Vamos allá!

 

  • Rodéate de los estímulos adecuados. Lo primero para empezar a redactar un diario es recordarnos a nosotrxs mismxs que tenemos que escribir. Ponte una alarma en el móvil a la hora que decidas tomarte un tiempo para escribir, un post-it en un lugar que puedas ver con facilidad o simplemente el mismo diario abierto a la vista 📣 Escoge la estrategia que mejor te ayude y… ¡siguiente nivel!

  • Simplifica al máximo el esfuerzo. Si te cuesta escribir una página, céntrate en apuntar solo una frase que resuma algo significativo (por ejemplo, lo que te ha pasado en las 24 horas precedentes o lo que has aprendido) 🎁
    ¿Te resulta difícil hasta una línea? Pues una palabra es más que suficiente para resumir un concepto clave de ese día. Y si escribir una palabra también te resulta un gran obstáculo, graba un audio.
    ¡La idea es que tu esfuerzo sea mínimo y el beneficio máximo! Solo de esta forma querrás repetir esta experiencia sin buscar excusas.
    Recuerda que lo estás haciendo para ti: póntelo fácil 🎯
  • Antes de empezar, ¡prémiate! Una buena forma de empezar es hacerlo con un incentivo. Puedes asociar algo que te guste al acto de escribir para hacerlo más apetecible y ameno…
    Incluso puedes empezar releyendo alguna página anterior para darte cuenta de cómo, día tras día, estás construyendo nuevos recuerdos y recopilando aprendizajes en primera persona 📖

Cada unx tiene que buscar sus propias estratagemas para construir el método que mejor le funcione…

¿Cuál es el tuyo?

...

Ahora que sabes qué beneficios tiene escribir y cómo hacerlo, atrévete a descubrir qué pasa si te tomas 15 minutos cada día para escuchar qué quiere decirte esa vocecita interior.


Puede que averigües mucho más de lo que te esperabas… ¿O crees que lo sabías todo sobre ti?

Regresar al blog