El cambio de estaciones influye en nuestro día a día. No solo en el cambio de armario y en nuestro estado de ánimo, también en el sexo. ¿O acaso lo haces igual en invierno que en verano?

En nada y menos la primavera ya está aquí 🌸 y con ella el vaivén de cambios de temperatura. Pero... ¿quién ha dicho que no puedes controlarlos? No, no vamos a darte una master class de meteorología (principalmente porque no tenemos ni idea 🙊), pero sí te ofrecemos unos consejos para jugar con la temperatura en la cama y que puedas darle la bienvenida como se merece a la estación que nos altera las hormonas.

Cómo jugar con la temperatura

¿A quién no le gusta la primavera? Aparte de a la gente con alergias...

Pero... ¿qué tiene de excitante jugar con la temperatura? Además de lo increíblemente sexy que es derretir un cubito de hielo en el cuerpo de tu compi de cama o en el tuyo propio, disfrutarás de sensaciones nuevas en cuerpo y mente.

Un consejo para profesionales: Tanto si estás a solas como si tienes compañía, utilizar una venda para los ojos hará que la sensación de frío o calor sea más intensa.

Después del consejo, una pequeña alerta ⛔ Ten en cuenta que vas a jugar con temperaturas extremas, así que antes de aplicar un elemento en cualquier parte del cuerpo comprueba con el dedo que está listo para jugar. Siguiendo con el ejemplo del cubito de hielo, no querrás que se te quede pegado ahí abajo, ¿no?

1. Goteo de helado o crema batida

Comer es un placer, ¿no? Pues ¿por qué no juntar 2 placeres en 1? Mezclar la comida con el sexo es muy excitante: imagínate degustando sushi servido en el pecho de tu pareja o untando nata o chocolate por su espalda... Es el juego perfecto para aumentar vuestro deseo sexual y lamer con más ganas que nunca.

Y ¿cómo puedo combinar el alimento con la temperatura? Muy fácil. Coged vuestro helado favorito o una crema batida que haya estado un buen rato en la nevera y dejad que se derrita por el cuerpo para poneros la piel de gallina.

Jugar con la temperatura en la cama con helado

Calma, ¡no devores el helado!

Eso sí, es muy importante que la comida (sea la que sea) no entre en contacto con los genitales. Si os decantáis por el dulce, además de ser pegajoso, el azúcar podría causar infecciones... Así que tened cuidado.

2. Calienta tu boca

El sexo oral es maravilloso. Pero ¿por qué no le das un aire distinto? Súbele la temperatura al tema para que tu pareja explote de placer. ¿Cómo? Muy fácil. Tanto como tomarte un té, un café o lo que quieras, pero que esté caliente. Bien caliente.

Sea a la hora que sea, practícale sexo oral justo después de tomártelo para que el efecto sea mayor. ¡Alucinará pepinillos!

3. Cubito de hielo

Este es, quizás, uno de los juegos más conocidos y versátiles. Pero es muy probable que no le hayas sacado el máximo provecho o que directamente aún no lo hayas probado. Y es que aquí la creatividad juega un papel muy importante.

Colócate el cubito en la boca y dale besos escalofriantes. A continuación, lame su cuello y luego restriégalo por su espalda. Frota el hielo alrededor de los pezones y termina haciéndole sexo oral con el cubito derretido en tu boca. ¡imaginación al poder! 🤭

Juego erótico con cubito de hielo

Imagínate que eres tú...

¡Ah! Y no dudes en probarlo en tus sesiones de masturbación en solitario: recorre tus pezones, cuello y barriga con un hielo mientras juegas ahí abajo. ¡No te imaginas lo excitante que puede llegar a ser!

En cualquier caso, ten en cuenta que si el cubito está muy frío puede pegarse a la piel o a tus genitales y, créenos, no te va hacer ni pizca de gracia. Para asegurarte de que todo va bien, saca el cubito del congelador y déjalo a temperatura ambiente durante 2 minutos, aproximadamente. Después comprueba con tu dedo que no hay peligro.

¡Psst! Si lo del cubito no va contigo pero esta sensación de frescura te llama la atención, puedes hacer sexo oral con un toque fresquito de una manera muy fácil y eficaz con las mentas para placer oral.

Mentas para placer oral de Bijoux Indiscrets

Dele frescor y sabor a tu lengua VER MÁS ❯

4. Al calor de las velas

Vamos a jugar con las velas, sí, pero no con unas cualquiera. ¡No cojas las primeras que encuentres por casa! La cera caliente de una vela normal puede llegar a provocar quemaduras graves.

Hazte con una vela especial para jugar en la cama y, 20 minutos después de encenderla, verás que la cera se ha convertido en un aceite para masajes MUY caliente.

Lejos de quemarte, con esta vela conseguirás relajar los músculos y disfrutar de un buen masaje subido de tono 😉 y de temperatura.

Vela para masajes eróticos de Shunga

Sube la temperatura de vuestros cuerpos VER MÁS ❯

5. Enfría tu lubricante

¿Eres fan de usar lubricante? De sabores, natural, anal... Juega con la temperatura corporal con el mejor aliado: tu lubricante favorito. Mételo en la nevera durante unos 20 minutos aproximadamente y sácalo cuando notes que está frío. Conseguirás elevar tus sensaciones a otro nivel 👆

Lubricante de sabor frutos exóticos de Liebe

¡Ñam! VER MÁS ❯

6. Calienta con tu boca

Soplar es un recurso que tenemos muy a mano pero que casi nunca usamos. Y realmente es supersencillo y, lo más importante, muy eficaz. Pero no vale hacerlo de cualquier manera.

Crea una sensación de calor muy gustosa al aplicar aceite afrodisíaco comestible en la zona que quieras (también en los genitales, ya que no contiene azúcar) y sopla allí. ¡Verás qué caliente!

Truquito profesional: Si lo haces en las zonas más sensibles, como el cuello o pezones, se va a derretir de placer.

Aceite afrodisíaco comestible con efecto calor de Shunga

Para todo y para tod@s VER MÁS ❯

7. Al agua patos

¿A quién no le gusta tener un orgasmo o varios 😏 bajo el agua? Con o sin juguetes sexuales sumergibles, estarás de acuerdo con nosotr@s que en la ducha o en la bañera las sensaciones son muy distintas. Y, claro, si pones el agua caliente no es igual que si la pones fría.

Regula la temperatura según lo que quieras conseguir. Si buscas erecciones más potentes, decántate por bajar los grados del agua, ya que el frío mejora la circulación de la sangre.

Si lo que quieres es relajar los músculos y tener orgasmos tranquilos y moderados, utiliza agua caliente, que disminuye la presión sanguínea.

Ajusta la temperatura del agua a tu gusto y ten un orgasmo con tus manos, con tu pareja o con un juguete sumergible como el vibrador conejito Mila o el Satisfyer Men Vibration.

Vibrador conejito con movimiento Mila de Platanomelón

¡Psst! ¡Que se mueve solo! VER MÁS ❯

¡Ah! Si te decides por tener sexo en la ducha, pero no quieres morir en el intento, aquí tienes algunos truquitos 😉

8. Cremas estimulantes efecto frío y calor

Aunque haya remedios caseros para jugar con la temperatura (como el agua, el helado o el té), no hay nada como asegurarse el éxito del momento con productos especializados en esta materia.

Estamos hablando de las cremas estimulantes como la Crema Dragón o el Gel Orgásmico Intense. Unos segundos después de su aplicación notarás como se combina el efecto de frío y calor. No sabrás como describirlo, ¡parece magia!

Crema Dragón estimulante con efecto frío y calor de Shunga

Es MUY intensa VER MÁS ❯

9. Juguetes con efecto calor

Otro tiro asegurado son los juguetes que incluyen esta función de efecto calor de la que llevamos hablando todo el rato. Además de ser especialistas en el placer que tú elijas, le dan un toque especial a la masturbación, ya sea en solitario o en pareja. Tanto los vibradores conejito Morgan y Lucas como el masturbador con vibración para penes Satisfyer Men Heat Vibration lo tienen todo para hacerte derretir de placer.

Además de gozar del maravilloso poder de arroparte con su calor, estos juguetes son sumergibles. No hace falta decir nada más, ¿verdad?

Masturbador con vibración para hombre de Satisfyer

¿A que no parece un juguete? VER MÁS ❯

...

La mayoría de los ingredientes para jugar con la temperatura los tienes en la cocina. Así que no hay excusa que valga para no darle a la primavera la bienvenida que se merece 🌼