En San Valentín todo es romance, amor y muchos cariñitos y se nos ha contagiado ese espíritu amoroso, así que se nos ocurrió traerte un “paso a paso” para dar (y recibir) un masaje relajante y compartir un momento íntimo con tu pareja.

masaje-erotico

Un masaje relajante siempre apetece

Cómo preparar un masaje erótico

Primero de todo, crea el ambiente. Haz un caminito con pétalos de rosa de la puerta a la cama, adorna con unas velitas, pon una luz tenue y, si tienes lámparas, ponles encima algo rojo para que la habitación tenga un toque seductor.

OJO: Desde hoy hasta San Valentín, los pétalos de rosa son GRATIS con tu pedido 🎉

petalos de rosa masaje erotico

GRATIS con tu pedido hasta San Valentín

Luego, poneos cómod@s. La clave está en llevar poca ropa, nada que os apriete u os incomode. Pon un poco de música relajante y asegúrate de que no hace ni mucho frío ni mucho calor en la habitación.

OJO: No olvides un buen aceite de masaje. Por eso te recomendamos que elijas el aroma correcto: antes de comenzar, debes saber qué quieres conseguir con el masaje y, para esto, te damos una ayudita extra: la aromaterapia… Los aromas son capaces de generar reacciones. Por ejemplo, el aroma a lavanda, relaja; el de rosas es sensual y el de frutos exóticos es estimulante.

El aceite de masaje perfecto

Masaje erótico paso a paso

Ahora sí, manos a la obra: pídele a tu pareja que se tumbe boca abajo. Siéntate encima de sus nalgas, ponte un poco de aceite de masaje en tus manos y friega las palmas para calentarlo un poco.

MASAJE ERÓTICO PASO 1:

Esparce el aceite con las palmas extendidas y ve hacia arriba, de las nalgas al cuello. Puedes repetir este paso entre 3 y 5 minutos.

masaje erotico san valentin

La clave de un buen masaje es el aceite

MASAJE ERÓTICO PASO 2:

Céntrate en la espalda: con las palmas y los dedos extendidos, haz movimientos circulares primero de un lado de la columna vertebral y luego, del otro. Procura ir siempre de las nalgas hacia el cuello.

masaje erotico san valentin

Manos a la obra: a por la espalda

MASAJE ERÓTICO PASO 3:

Turno de los hombros y el cuello: con los pulgares en sus hombros, haz movimientos circulares desde el centro de la espalda hacia fuera. Primero de un lado y, luego, del otro. Esto ayudará a liberar el estrés acumulado.

masaje erotico san valentin

Es el momento de relajar sus hombros y su espalda

MASAJE ERÓTICO PASO 4:

Ahora que tu pareja ya está relajada, ve bajando de la espalda hacia las nalgas moviendo tus dedos como si tocases un arpa. Recuerda tener siempre suficiente aceite de masaje en tus manos.

masaje erotico san valentin

Sigue bajando por su espalda

MASAJE ERÓTICO PASO 5:

Camino hacia las nalgas: para masajear esta parte, necesitarás una vela de masaje.

NOTA: ¡Enciende la vela 30 min antes de comenzar el masaje para que el aceite se derrita a tiempo!

Coge la vela de masaje y vierte el aceite caliente de esta. El contraste del calor ayudará a relajar aún más sus músculos. Usa las palmas de la mano para realizar el masaje, de dentro hacia fuera, alternando tus manos.

masaje erotico san valentin

El toque de calor le encantará

MASAJE ERÓTICO PASO 6:

Y por último, las piernas: si quieres cerrar el masaje con broche de oro, deja las nalgas y céntrate en masajear bien la parte interna de las piernas. Es una zona muy sensible que seguro le encantará que toques… La cuestión está en rozar con sumo cuidado los genitales, así, como quien no quiere la cosa ;)

masaje erotico san valentin

Cierra el masaje con broche de oro

Y si quieres tenerlo “todo-en-uno” para cuando tu cuerpo te pida una dosis de paz, calma y mimitos, este kit tiene todo lo que necesitas para conseguir un masaje de 10: desde un aceite para que todo lo malo te resbale, pétalos de rosa perfumados para darle un toque superromántico, hasta un folletito con todos los pasos con sus dibujitos para que no tengas que volver a ver este vídeo cuando estés en “plena acción romántica”.

masaje erotico kit

El kit con todo lo que necesitas para dar un masaje de 10

...

Enciende las velas, haz un caminito con los pétalos... y que comience el romance.