7 claves para dar un masaje erótico en los pechos 

Sean grandes, pequeños, estén firmes o la gravedad haya hecho su efecto, los pechos tienen un papel principal en la sexualidad humana. 

Como siempre, nos gusta mostrarte nuevas formas de explorar las zonas erógenas, por eso te traemos estas propuestas para incluir los pechos en la escena sexual con un papel nada secundario. Hablamos de hacer un masaje sensual en los pechos. ¿Te lo habías planteado alguna vez? Descubre algunos movimientos que no te arrepentirás de haber probado y que dispararán la excitación del momento. De todas formas, estos movimientos son orientativos, no a todo el mundo le va bien lo mismo y a cada persona le gusta una cosa, así que recuerda: ¡lo mejor es preguntar siempre!

Por qué los pechos son tan placenteros

En tu vida íntima (ya sea a solas o en compañía), ¿crees que aprovechas todo el potencial de los pechos? Tienen mucho que ofrecer y puedes hacer mucho más que tocarlos, ya que son más que algo bonito y erótico. En esta zona hay muchísimas terminaciones nerviosas que, cuando son estimuladas, pueden producir mucho placer. 

Además, al estimular los pechos bien y durante un rato, se activan las mismas áreas del cerebro que cuando estimulamos los genitales. Es decir, que para nuestro cerebro es exactamente lo mismo estimular una cosa que otra. Por eso, hay que darles la importancia que se merecen. 

Antes de hacer el masaje... 

Antes de ponerte manos a la obra, ¿por qué no aprovechas y juegas un poco? Crea un poco de misterio inmovilizando a tu pareja sexual con unas esposas y, para rematar, ponle un antifaz: no tendrá ni idea de qué está pasando y se dejará llevar por las sensaciones provocadas por el masaje. Y, sobre todo, ¡procura no tener las manos heladas! 

La posición más cómoda para este tipo de masajes es que te sientes detrás de su cabeza. También puedes dejar que apoye la cabeza en tus piernas para que le sea más cómodo. 

Consejos para masajear los pechos 

Dejarte llevar e intuir si vas por buen camino o no según la respuesta de tu pareja es el mejor método a la hora de dar un masaje. Cada persona es diferente y tiene gustos específicos, por lo que la comunicación es clave para asegurar la satisfacción de la otra persona. Sin embargo, te dejamos unos trucos por si no sabes por dónde empezar o quieres ampliar tu repertorio de movimientos a la hora de realizar un masaje en los pechos de tu compañerx. 

Para que todo resulte más fácil, lo ideal es recurrir a un aceite para masajes especializado o un lubricante a base de agua, ya que favorecerá que las manos se deslicen sobre la piel de forma placentera. Empieza distribuyendo el líquido por el pecho con cariño y suavidad. 

Relaja la zona 

Como todo masaje, ir al grano hace que se pierda toda la gracia. Así que comienza masajeando las cervicales de tu pareja sexual y, poco a poco, empieza a masajear la parte superior de los pechos en círculos pequeños con la punta de los dedos. 

Cómo dar un masaje erótico en los pechos

También puedes acariciar la zona moviendo los dedos alternativamente de arriba abajo de manera que las yemas de tus dedos toquen muy suavemente su piel.

Deja fluir la energía

Este paso puede parecerte un poco zen y, quizás lo es, pero es que se trata de una sensación muy distinta que no puedes dejar pasar. Coloca el centro de tus palmas en los pezones de tu pareja y deja que el calor y la excitación se apoderen de vuestros cuerpos. Tanto la zona de la palma como el pezón son dos zonas muy sensibles: ¡compruébalo! 

Aguanta en esta posición durante unos segundos o minutos, y respira profundamente para pasar al siguiente movimiento. 

Cómo dar un masaje erótico en los pechos

Consejo

Aporta una sensación extra soplando suavemente sobre la zona para que sienta un efecto de frescor muy placentero. Si quieres asegurarte de que sale a las mil maravillas, haz lo mismo aplicando este aceite afrodisíaco, concebido especialmente con este fin. 

Exprime con delicadeza 

En la misma posición que en el punto anterior (palma de la mano en contacto con el pezón), haz el gesto de exprimir, como si de una naranja se tratara (¡aunque con mucha suavidad!). Quizás este movimiento te parezca un poco raro, pero créenos: dará resultado. A continuación, mueve la mano derecha en el sentido de las agujas del reloj, mientras la mano izquierda se mueve en el sentido contrario. 

Cómo dar un masaje erótico en los pechos

Desliza las yemas de los dedos de arriba abajo 

Los movimientos anteriores son bastante básicos, ya que son fáciles de implementar en vuestra rutina sexual. A partir de aquí te presentamos movimientos que suben el nivel de complejidad y, con él, el de placer. 

Desliza el dedo pulgar y el corazón desde el exterior hacia el centro de su seno. Y luego haz lo mismo desde el pezón hacia el contorno del pecho. También puedes variar los ejes o lados en los que lo haces. Haz lo mismo en ambos pechos a la vez o combinando uno con el otro. 

Cómo dar un masaje erótico en los pechos

Movimiento en espiral 

Sorprende a tu compañerx moviendo los dedos índice y medio en forma de espiral, empezando alrededor de los senos y terminando en el borde de los pezones. En un punto determinado, detente por un momento y retrocede hacia los pezones. 

Cómo dar un masaje erótico en los pechos

¡No te quedes ahí! 

Es el momento perfecto para poner en marcha las vibraciones, que siempre tienen un sitio en lo que al placer se refiere. Sorprende a tu compañerx incorporando a Ivo o a Neo Plus en este movimiento. Las vibraciones de estos juguetitos harán de ellos nuestros cómplices perfectos para un masaje en pareja. Además, su función es súper versátil: una vez terminado el masaje podéis usarlos para estimular vuestro cuerpo más allá de los pechos.

Modo zen 

Este movimiento es parecido al segundo: coloca las palmas de las manos sobre sus pezones de la misma manera, pero esta vez dejarás las puntas de los dedos "en el aire" y comenzarás a mover tus palmas en círculos muy pequeños. Este pequeño cambio marca la diferencia, ya que, después de llevar a cabo los movimientos anteriores, volver a conectar la palma de la mano con el pezón le regalará una sensación distinta y, desde luego, muy placentera. 

Tobogán vertical y explosión de energía

Sigue con la palma de la mano en sus senos y ahora desliza tu mano arriba y abajo del pecho. Repite este movimiento unas 5 veces y luego cambia de pecho. 

Cómo dar un masaje erótico en los pechos

Para rematar y hacer más que evidente la energía que hay entre vuestros cuerpos, haz el mismo movimiento de arriba y abajo, pero ahora con la palma de la mano a 5 centímetros de distancia del pecho.

Después de todo el masaje y con este broche final, habréis acumulado más energía que una central nuclear.  

Para culminar... 

Si tu pareja tiene vulva, puedes probar lo siguiente: hazte con un vibrador con control remoto como Cala u Oh y deja que sus vibraciones estimulen su entrepierna mientras tú le haces el masaje en los pechos. ¡Si la estimulación puede ser doble, para qué conformarse con una! 

 

... 

Hacer un masaje erótico siempre es una buena alternativa para conectar con tu pareja sexual. Y los pechos son la opción perfecta para potenciar vuestro deseo sexual. Tan solo hacen falta ganas, un poco de inventiva, comunicación, y, por qué no, estos consejillos.