Con las bolas chinas podrás tonificar tu suelo pélvico para mejorar tu sexualidad, entre otros beneficios

Las bolas chinas son ideales para las personas con vulva que quieren tonificar el suelo pélvico. En nuestro nuevo artículo, te mostramos los beneficios más importantes de las bolas, cómo se utilizan y algunas recomendaciones. Como cada caso es un mundo, siempre recomendamos seguir el asesoramiento de un fisioterapeuta de suelo pélvico para garantizar un uso adecuado.

¿Qué son las bolas chinas? ¿Para qué sirven? 

Las bolas chinas tienen un sistema de bolitas internas que vibran al chocar con las paredes de las bolas chinas. Esta vibración genera movimientos involuntarios en tus músculos vaginales y, de este modo, tu suelo pélvico y tu musculatura vaginal se tonificarán de manera natural. Es decir, tus músculos trabajan sin que tengas que hacer nada.   

Al contrario de lo que piensa mucha gente, las bolas chinas no están pensadas para generar placer sino para tonificar tu suelo pélvico y mejorar así tu vida sexual.

¿Qué es el suelo pélvico? 

 

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y tejido de sostenimiento que se extiende desde la base de la pelvis hasta el coxis. Esta banda está formada por el conjunto de músculos que sostienen todos los órganos de la pelvis en su sitio: vagina, uretra, vejiga, útero y recto. ¡Trabajar tu suelo pélvico quiere decir apostar por tu salud sexual en cualquier etapa!    

¿Para quién se recomiendan las bolas chinas? 

  • Antes de un embarazo: es recomendable que los músculos estén tonificados antes de la gestación.  
  • Tras el parto: ¡después de la cuarentena y tras consultar a especialistas del suelo pélvico! 
  • Si sufres estreñimiento: para evitar que los esfuerzos debiliten el suelo pélvico.
  • Si tienes la menopausia: mejoran los músculos que se debilitan durante esta etapa por la pérdida de hormonas. 
  • Si eres deportista: para evitar que el ejercicio físico excesivo influya en el tono de los músculos perineales (los que se ubican entre la vagina y el ano). 
  • Si tienes disfunciones sexuales: mejora la respuesta sexual y la lubricación de la vagina. 
  • Si tienes obesidad: para evitar que el suelo pélvico esté sometido a presiones que pueden debilitarlo. 
  • Para cualquier persona que quiera mejorar su salud sexual o su suelo pélvico con la previa recomendación de un especialista (fisiosexólogx o fisioterapeuta del suelo pélvico). 

NO se recomienda usar bolas chinas... 

 

  • Durante el embarazo y la cuarentena (o puerperio), o sea, durante el tiempo de recuperación de los genitales tras el parto.  
  • Durante la menstruación.  
  • Si sufres hipertonía del suelo pélvico, es decir, si los músculos tienen un tono muy alto). ¡Para saber el estado de tus músculos, pregúntale a tu fisio del suelo pélvico!  
  • Si estás en las primeras 6 semanas tras una cirugía pélvica.  
  • Si tienes una infección vaginal. 

¿Cómo se utilizan correctamente las bolas chinas? 

Para utilizar correctamente las bolas chinas, lo ideal sería un uso diario de entre 10 y 15 minutos, y a partir de ahí ir aumentando el peso y el tiempo gradualmente hasta llegar a los 30 minutos diarios. Puede ser que necesites empezar por menos tiempo. Si tienes dudas, siempre puedes acudir a un profesional del suelo pélvico (fisioterapeuta o fisiosexólogx) para que te indique el patrón a seguir según tu caso. 

Para empezar, deberás poner un poco de lubricante de base acuosa antes de introducirlas en tu vagina, lo que te permitirá que su inserción sea mucho más cómoda... ¡así de fácil! Aquí te dejamos algunos consejos de iniciación: 

  1. Úsalas tumbadx: para empezar, lo mejor es que uses las bolas chinas en posición horizontal, sobre todo, se recomienda hacerlo así a personas que han dado a luz, tienen menopausia o han pasado por una cirugía pélvica. Cuando domines el movimiento de contraer y relajar bien los músculos del suelo pélvico con los ejercicios de Kegel, podrás pasar a la posición vertical. 
  2. Más adelante, úsalas de pie: debido a la fuerza de la gravedad y al propio peso de las bolas chinas, sentirás que estas siempre intentan ir hacia abajo. Nuestros músculos vaginales corrigen este efecto de manera inconsciente mediante contracciones para mantener las bolas en el interior de la vagina. En serio, ni te enterarás. 
  3. Lleva tus bolas chinas mientras haces otras cosas: cuando te hayas familiarizado con las bolas chinas, te recomendamos utilizarlas mientras realizas otras actividades; ya sea mientras das un paseo por la calle, de compras, mientras te duchas… Eso sí, no es recomendable llevarlas puestas mientras haces ejercicio físico más exigente. 
  4. Juega con distintos pesos: existen kits de entrenamiento, como las bolas chinas Ada Trio, que te ofrecen la posibilidad de aumentar la intensidad de los ejercicios gradualmente. 

Preguntas frecuentes... 

 

  • ¿Cuándo sabemos que hemos de cambiar la bola? Escucha a tu cuerpo. Sobre todo, no fuerces: empieza con el peso más bajo y, cuando te sientas cómodx, aumentas de peso. 
  • ¿Cómo lo guardo todo para que sea higiénico? Recomendamos lavarlas con agua y jabón neutro, o incluso con un limpiador de juguetes eróticos, cuando estén secas guardarlas en una bolsita de tela. 
  • ¿Cómo las pongo y las saco? Ponte cómodx, relaja los músculos, introdúcelas en tu vagina (como si se tratara de un tampón) ayudándote de un poquito de lubricante. Para extraerlas, tira del cordón. 
  • ¿Se pueden hacer ejercicios Kegel con ellas? Sí, te recomendamos que primero pruebes de hacer los ejercicios y colocar las bolas chinas por separado, una vez tengas práctica puedes hacer los ejercicios con ellas puestas.

Beneficios de las bolas chinas 

A continuación, te mostramos los 4 principales beneficios de las bolas chinas:

  • Mejores orgasmos: un suelo pélvico tonificado y fuerte ayuda a tener mejores orgasmos; mientras que un orgasmo normal contiene entre 5 y 9 contracciones de la musculatura pélvica, un orgasmo intenso genera hasta 20 contracciones. Si este grupo de músculos está en forma, producirá más contracciones, y estas serán más duraderas e intensas. En definitiva: ¡sentirás mucho más placer! 
  • Mayor contacto: además, con la penetración, los músculos de la vagina harán más fricción con el pene o el juguete erótico que uses, por lo que habrá más contacto y, con ello, aumentarán las sensaciones. Y de paso, evitan que entre aire en la vagina.  
  • Más lubricación: las bolas permiten un mayor flujo sanguíneo en los músculos y, en consecuencia, la vagina lubrica más fácilmente y las relaciones resultarán menos dolorosas y más placenteras. 
  • Menor incontinencia: un suelo pélvico tonificado ayudará a evitar incontinencias urinarias, ya que los músculos de la uretra estarán más fortalecidos. 

¿Cuándo empiezo a notar los beneficios del uso de las bolas chinas? 

 

Los beneficios de las bolas chinas los vas a empezar a notar a partir de las 8 semanas. Primero, deberías empezar a notar los beneficios de un suelo pélvico en buen estado, pero siempre depende de tu punto de partida. Lo mejor es consultar a un fisioterapeuta del suelo pélvico. 

¿Cómo elegir correctamente unas bolas chinas? 

Para elegir correctamente unas bolas chinas, el peso y tamaño que elijas, dependerá del nivel de entrenamiento de suelo pélvico que tengas, ya que deben tener un peso apropiado a la fuerza de tu musculatura pélvica. También intervienen factores como si has tenido un parto vaginal. 

Si quieres entrenar tu suelo pélvico desde cero e ir subiendo la intensidad progresivamente, las bolas chinas Ada Trio de Platanomelón son perfectas para ti. 

 

Ada Trio es un kit formado por una bola china de 1 bola y dos bolas chinas de 2 bolas con distintos pesos. Las primeras son ideales para aquellas personas que acaban de dar a luz, que sufren de descenso de la matriz o simplemente quieren empezar usando menos peso. Las segundas son perfectas para mejorar la lubricación natural y tener mayor control sobre la vagina. 

 

 

Como ves, las bolas chinas te aportarán grandes beneficios, te ayudarán a mejorar tu sexualidad y a mantener un suelo pélvico fuerte y sano... ¿a qué esperas para probarlas?