Bragas menstruales: cómo cuidar tus Kiwitas

Bragas menstruales: cómo cuidar tus Kiwitas

¡Cuidar de tus Kiwitas de forma adecuada hará que tengan una laaarga vida!

Las bragas menstruales de Platanomelón son facilísimas de usar... ¡y también de cuidar! Por si aún no conocías este novedoso producto de higiene menstrual, es tan fácil de usar como parece: algo tan sencillo como lo que hacemos cada día... ponerte ropa interior.

Solo tendrás que prestar atención al tiempo de uso, que dependerá del flujo menstrual que tengas y del momento del ciclo menstrual en el que estés. Además, si las cuidas de forma adecuada, alargarás su vida útil al máximo y potenciarás una de sus cualidades más importantes... ¡la sostenibilidad!

¿Cómo lavar y cuidar las bragas menstruales? 

Puedes lavarlas a mano o en la lavadora. Si las lavas en la lavadora, puedes hacerlo sin problema junto con el resto de tu colada (no debes preocuparte por manchar el resto de tu ropa de flujo, ¡está todo pensado!) o, si lo prefieres, dentro de una bolsita de lavado. 

Eso sí, no utilices lejías, suavizantes, aceites naturales o jabón de Marsella, ya que podrían afectar al tejido absorbente de tus braguitas. Ponlas a un máximo de 30 grados ¡y listo! 
 
Por último, para mantenerlas en las mejores condiciones, es importante secarlas al aire libre (nunca en la secadora).

¿Cuánto tiempo duran las braguitas antes de estropearse?  

 

Las braguitas de Platanomelón te acompañarán durante muuuuucho tiempo. Es difícil determinar cuánto exactamente, ya que la durabilidad de su propiedad de absorción dependerá del uso que les des y de cómo las laves pero, si sigues estos cuidados, su vida será aproximadamente de 2 a 4 años. 

Materiales de las Kiwitas 

La tecnología de las Kiwitas cuenta con 4 capas (algodón orgánico, felpa, poliéster y algodón orgánico) para contener hasta 50 ml de líquido en casi todos sus modelos. Además de lo que contienen, también es importante saber qué NO contienen... 

  • No contienen metales tóxicos, nanopartículas, alcoholes, amoniacos, ni ácidos. Su capa de absorción cuenta con la tecnología patentada SilverClear®, que posee un poderoso agente antibacteriano que evita posibles infecciones y malos olores. 
  • No contienen materiales que puedan comprometer tu salud, como sí pueden hacerlo los tampones y las compresas, que contienen unos productos químicos llamados disruptores endocrinos que pueden alterar el ciclo menstrual y que pueden favorecer el desarrollo de otras enfermedades como la endometriosis o el síndrome del ovario poliquístico (SOP). 
  • Las braguitas menstruales en sí mismas no contienen ningún tipo de plástico, por lo que son el producto más sostenible del mercado de la higiene menstrual. Por motivos logísticos y de higiene, el sobre donde te llegarán lleva un 10 % de plástico, pero este es 100 % reciclable. 

Las Kiwitas cuentan con el certificado GOTS (Global Organic Textile Standard), que garantiza que se ha respetado el medio ambiente durante todo el proceso de fabricación, y que todas las personas que han trabajado en este proceso (además de ser mayores de edad) obtienen un salario adecuado para llevar un vida digna, libre y no discriminatoria.

 

 

De entre todos los productos para la menstruación, las bragas menstruales son uno de los métodos más ecológicos, saludables y seguros. Ahora que ya sabes cómo cuidarlas... ¡Rompe las reglas con Kiwitas! 

 

 

Regresar al blog