¿El pene se puede agrandar?

La mayoría de dudas sobre sexualidad se centran en el tamaño del pene. Y si no nos crees, ojo al dato: ¡es el órgano del cuerpo más buscado en Google! Sí, no lo es el corazón o el cerebro… sino el pene.

Sobre todo parece ser un tema de especial interés para los hombres y personas con pene, ya que son ellxs lxs que hacen la mayoría de búsquedas: “¿Cómo tener el pene más grande?”, “¿Cuánto mide el pene medio?” “¿Se puede agrandar el pene?”. Y nosotrxs nos preguntamos ¿de dónde viene está obsesión con el tamaño?

¿El tamaño del pene importa?

En el siglo XIX, el psicoanalista Sigmund Freud escribió su teoría sobre la omnipresencia del pene y su relación con el poder masculino. Y esta “omnipresencia” nos persigue hasta fecha de hoy, ya que en revistas, televisión y, por supuesto también en el cine adulto, la máxima de “en el tamaño, está el poder” está más que presente.

Y es que, según un estudio [1], aunque entre un 45 y un 68 % de los hombres se muestran descontentos con el tamaño de su pene, ya que les gustaría que fuera más grande y además perciben que a las mujeres también les gustaría que fuera más grande.

Esta preocupación de las personas con pene se potencia por la percepción de que las mujeres prefieren penes grandes. Pues bien, otro estudio [2] revela que un 84 % de las mujeres de esta muestra están satisfechas con el tamaño del pene de sus parejas hombres.

De la misma manera, mientras la mayoría de mujeres de este estudio acertaba en las especulaciones que hacían sobre el tamaño medio del pene, los hombres a menudo pensaban que la media es mayor de lo que en realidad es… ¡y esta percepción irreal es la que provoca las inseguridades!

El tamaño medio del pene está entre 12.95-13.97 cm [3]. Y la mayoría de hombres que se quejan del tamaño de su pene en realidad tienen un tamaño de pene medio [4].

Tratamientos de alargamiento de pene

Aunque, como has visto, las inseguridades alrededor del tamaño del pene son sociales y la satisfacción sexual no va relacionada con su envergadura, lo cierto es que sí existen técnicas de alargamiento de pene, pero ¿cuáles funcionan y cuáles no?

Vamos con el primero: la famosa técnica del jelquing, que consiste en estirar manualmente el pene, de la base hasta el glande, o bien mediante el uso de pesas. ¿Funciona? Según un estudio [5], de momento no hay ninguna evidencia científica que este tipo de técnicas sean eficaces y, además, están contraindicadas médicamente.

Entramos en la categoría de inventos: hay muchos tipos de extensores de pene y, aunque pueden aumentar el tamaño del pene, estamos hablando de milímetros. En algunos casos, como máximo, máximo, se ha conseguido alargarlo 2 cm. Ah, pero esto es importante, la modificación se da en reposo, el tamaño en erección sigue siendo el mismo. [6]

En cambio, los dispositivos de vacío sí que se ha demostrado que no tienen ninguna eficacia para alargar el pene. Aunque es una técnica que se puede utilizar para tratar las dificultades de erección. [6]

Y luego tenemos las sustancias inyectables, que pueden ir desde el bótox o el ácido hialurónico hasta células madre. Este estudio concluye que cualquier inyección para alargar el pene, contenga la sustancia que contenga, es extremadamente peligrosa para la salud y tiene un riesgo muy alto. [6]

Con este tipo de intervenciones se puede llegar a alargar el pene en reposo solo 1 o 2 centímetros más (como muchísimo), pero el tamaño en erección sigue siendo el mismo.

Resulta que la asociación americana de urología considera que las intervenciones quirúrgicas para alargar el pene son intervenciones de alto riesgo. Todos estos estudios [6] [7] [8] concluyen que esta cirugía puede provocar complicaciones, deformidades y modificaciones en la funcionalidad del pene, entre otras cosas.

Conclusión: ninguna de las opciones para alargar el pene es nada recomendable porque, en realidad, el pene no se puede transformar ni modificar significativamente.

[1] Johnston, L., McLellan, T., & McKinlay, A. (2014). (Perceived) size really does matter: Male dissatisfaction with penis size. Psychology of Men & Masculinity, 15(2), 225–228. https://doi.org/10.1037/a0033264

[2] Lever, J., Frederick, D. A., & Peplau, L. A.(2006). Does size matter? Men’s and women’s views on penis size across the lifespan. Psychology of Men & Masculinities, 7, 129–143.

[3] King, Bruce M. (2020). Average-Size Erect Penis: Fiction, Fact, and the Need for Counseling. Journal of Sex & Marital Therapy, (), 1–10.doi:10.1080/0092623X.2020.1787279

[4] Marra, G., Drury, A., Tran, L., Veale, D., & Muir, G. H. (2020). Systematic review of surgical and nonsurgical interventions in normal men complaining of small penis size. Sexual Medicine Reviews, 8, 158–180.

[5] Sigalos, J. (2022) THE JOURNAL OF UROLOGY, Vol. 207, No. 5S, Supplement, Friday, May 13.

[6] Marra, G., Drury, A., Tran, L., Veale, D., & Muir, G. H. (2020). Systematic review of surgical and nonsurgical interventions in normal men complaining of small penis size. Sexual Medicine Reviews, 8, 158–180.

[7] Furr J, Hebert K, Wisenbaugh E, Gelman J. Complications of Genital Enlargement Surgery. J Sex Med. 2018 Dec;15(12):1811-1817. doi: 10.1016/j.jsxm.2018.10.007. Epub 2018 Nov 13. PMID: 30446473

[8] Dillon, B., Chama, N. & Honig, S. Penile size and penile enlargement surgery: a review. Int J Impot Res20, 519–529 (2008).