¿Cómo mejorar la erección? 5 consejos para lograr erecciones más firmes y duraderas

¿Cómo mejorar la erección? 5 consejos para lograr erecciones más firmes y duraderas

Lo cierto es que existen algunos factores que podemos controlar a la hora de mejorar la calidad de nuestras erecciones

Si quieres saber cómo mejorar la erección, sentimos decirte que no existe una fórmula mágica que haga desaparecer todas tus inquietudes al respecto. Sin embargo, sí que hay una serie de factores que pueden influir en la calidad de la erección y que están a tu alcance.

Al final, todo se reduce a cuidar tanto la salud física como la mental. Y, sobre todo, ten presente que existen profesionales de la salud que pueden asesorarte en tu caso concreto.

Factores más influyentes en la calidad de las erecciones

Aunque no lo creas, hay muuuchas cosas que influyen en la erección del pene: el estilo de vida, el (buen) descanso, el estado del suelo pélvico (sí, las personas con pene también tienen suelo pélvico) o incluso la salud mental, entre otras.

Además, estos mismos factores no solo nos ayudarán a llevar una vida más sana, sino que también intervienen en otros aspectos como el estado de ánimo, la piel, la agilidad mental… ¡y el deseo sexual!

Por eso, y si quieres sacarle el máximo partido a todos los beneficios de llevar un estilo de vida saludable, no lo dejes para mañana y ve implementando pequeños hábitos que marcarán la diferencia.

Los 5 consejos para mejorar la erección

Movimiento

El primer consejo para mejorar la erección es hacer ejercicio regular, especialmente actividades aeróbicas como correr, nadar, el ciclismo o bailar ofrece una amplia gama de beneficios para la salud, y uno de los sistemas que más se beneficia es el cardiovascular, que es el encargado de bombear la sangre (sí, también al pene durante la erección).

Además de los beneficios cardiovasculares, el ejercicio también puede tener un impacto positivo en la producción de hormonas, incluyendo la testosterona, una hormona crucial (tanto para personas con pene como para personas con vulva) para conseguir una mejor función sexual y erecciones más saludables y que interviene en aspectos como la regulación del estado de ánimo, la masa muscular, la densidad ósea y el deseo sexual.

 

Duérmete, pene, duérmete ya

¿Y qué más ayuda a regular la testosterona y por lo tanto mejora la erección, el ánimo y el deseo sexual? Pues, efectivamente, un buen hábito de sueño. Además, dormir permite oxigenar los genitales (entre otras cosas, con las erecciones nocturnas) para mejorar su funcionalidad.

Y es que durante el sueño pasan muchas cosas en tu cuerpo y en tu mente: tus hormonas se regulan, mejora tu potencia mental y emocional, realiza la reparación y recuperación celular… ¿te siguen haciendo falta motivos para cuidar tu higiene de sueño?

¡Hola, suelo pélvico!

El suelo pélvico es el conjunto de músculos que se encuentran en el bajo abdomen y que mantienen en su sitio todos los órganos de la pelvis. Si tienes pene, también tienes suelo pélvico... y puedes ejercitarlo. No luce como el bíceps, pero un suelo pélvico fuerte mejora las erecciones y el control de la eyaculación.

Entrenar nuestra musculatura pélvica a través de ejercicios y herramientas nos ayudará a tener orgasmos más potentes y duraderos y a mantener la erección. Eso sí, antes de empezar cualquier entrenamiento, consulta a fisioterapeutas del suelo pélvico: ellxs te aconsejarán mejor que nadie qué ejercicios son más adecuados para ti.

Nunca dejes de jugar

Está científicamente comprobado que usar juguetes eróticos de forma regular mejora la calidad de la erección. No lo decimos nosotrxs, ¡lo dice la ciencia! Y es que según un estudio llevado a cabo en Estados Unidos, la muestra de personas con pene que utilizaban frecuentemente juguetes sexuales (tanto a solas como en pareja) obtuvo puntajes más altos en función eréctil, satisfacción sexual, función orgásmica y deseo sexual… Se dice pronto, ¿eh?

Y algo esencial: la salud mental

Cuidar la salud mental es esencial para tener una vida sexual satisfactoria. Y es que problemas de salud mental como la depresión, la ansiedad, la autoestima y la autoimagen, el estrés, etcétera tienen un impacto directo en la función sexual (deseo sexual, satisfacción, erección…). Así que sí, una salud mental bien cuidada favorece la erección... ¡y todo lo que venga!

Y recuerda: aunque existen estos factores para mejorar la erección, siempre es importante acudir a especialistas si tu caso va más allá.

*Silva, André B; Sousa, Nelson; Azevedo, Luís F; Martins, Carlos (2016). Physical activity and exercise for erectile dysfunction: systematic review and meta-analysis. British Journal of Sports Medicine, (), bjsports-2016-096418–.

*V.H. Goh, T.Y. Tong, Sleep, sex steroid hormones, sexual activities, and aging in Asian men, J. Androl., 31 (2) (2009), pp. 131-137.

**Jankowski, Jason T.; Seftel, Allen D.; Strohl, Kingman P. (2008). Erectile Dysfunction and Sleep Related Disorders. The Journal of Urology, 179(3), 837–841.

*Wong, C., Louie, D. R., & Beach, C. (2020). A systematic review of pelvic floor muscle training for erectile dysfunction after prostatectomy and recommendations to guide further research. The Journal of Sexual Medicine, 17(4), 737-748.

*Reece, M., Herbenick, D., Sanders, S. A., Dodge, B., Ghassemi, A., & Fortenberry, J. D. (2009). Prevalence and Characteristics of Vibrator Use by Men in the United States. The Journal of Sexual Medicine, 6(7), 1867–1874.

*Hedon, F (2003). Anxiety and erectile dysfunction: a global approach to ED enhances results and quality of life, 15(0), 0–0.

Regresar al blog