Sin presión, con confianza, mucho cariño y comunicación 

 

¿Piensas que tener sexo es introducir el pene en una vagina? ¿Que si tienes vagina vas a perder mucha sangre en tu primer encuentro sexual? ¿Que las personas homosexuales son vírgenes de por vida? ¿Que los tíos deben saber lo que tienen que hacer la primera vez? ¿Que tienes que tener sexo antes de ir a la universidad? Pues hemos venido a decirte que vas por muy mal camino pensando todo esto. Son solo bulos que circulan y que no tienen nada que ver con la realidad. Antes de la primera vez puedes sentir inseguridades por estos falsos mitos, sentir presión o tener miedo a cagarla de alguna manera. Es lo más normal del mundo, habla del tema con alguien de confianza y ve a tu propio ritmo.

Si piensas que la primera vez tiene que ser algo superespecial, tú tranqui, te podemos asegurar que no va a ser la mejor experiencia sexual que vas a tener. En el capítulo sobre sexo del programa de RTVE Proyecto Arkano, un grupo de chicos tienen una conversación sobre este tema en una azotea y no lo pueden decir de mejor manera: “¡Tener una primera vez bonita debe de ser la po**a!”. Las situaciones no son como nos las pintan en las películas y si tu primera vez no está a la altura de tus expectativas no te preocupes, tendrás muchas más y mejores. 

El concepto de “perder la virginidad” es obsoleto y arcaico, estamos en pleno siglo XXI y ha llegado el momento de dejar de utilizar este concepto. En lugar de decir “He perdido la virginidad” sería mejor que lo cambiaras por algo como “He tenido sexo por primera vez”. Para que tu experiencia sea la mejor posible, queremos darte unos cuantos trucos para que elimines tus paranoias y aprendas a disfrutar.


Qué consideramos tener sexo

Para empezar, debemos aclararte un par de conceptos sobre el sexo:

  • No todo el sexo implica penetración.
  • Hay muchas maneras de jugar con tu pareja o a solas.
  • Puede ser entre personas de cualquier identidad de género.

El sexo es una interacción íntima y placentera con otra persona que no tiene por qué terminar en un orgasmo. Tener sexo engloba desde mensajes subidos de tono, caricias por las zonas más erógenas (como los pezones, muslos...), petting (sexo con ropa), sexo oral, estimulación de los genitales y hasta donde la imaginación alcance. Tú defines lo que es el sexo para ti, nadie más.

primera vez cama

 

Desmontando el mito del himen

Uno de los mayores mitos que rodean el concepto de la virginidad es la rotura del himen, que puede crearte muchos miedos e inseguridades en tu primera vez. Te queremos dejar algunos datos para que no te preocupes tanto y le quites importancia:  

  • El himen es una membrana pequeña y fina que se encuentra en la entrada de la vagina y puede ser más o menos flexible. Generalmente tiene forma de media luna, pero también puede tener otras conformaciones.
  • Un 44% de las mujeres y personas con vagina no sangran en su primera penetración.
  • El himen no es lo que determina si has tenido o no sexo, de hecho, puede estar previamente roto o incluso no romperse de lo flexible que es.
  • Se puede romper practicando deporte o en cualquier otra actividad no relacionada con el sexo. No tiene nada que ver con el hecho de haber tenido relaciones con penetración previas.

    Algunos consejos para tu primera vez

    Para que estés más tranqui en tu primer encuentro sexual, aquí van unos cuantos consejos: 

    • Tienes que estar muy segurx de que quieres hacerlo y de hacerlo con una persona que te guste y que te transmita confianza. Aunque no sea 100% necesario, hacerlo con alguien de confianza aportará un plus que agradecerás en ese momento y te ayudará a relajarte.

    confianza pareja primera vez
    •  Si tienes vagina y tienes relaciones sexuales con penetración por primera vezpuedes experimentar alguna molestia, dolor, sangrado o presión en la entrada vaginal. Para que te sea más placentero, recomendamos utilizar lubricante, ir poco a poco y, sobre todo, comunicar lo que sientes a tu pareja. Siempre puedes parar y volver a empezar con más calma en otro momento. 

     

    • Si tienes pene y tienes sexo con penetración vaginal o anal por primera vez, puedes llegar a experimentar fricción o irritación en el pene, pero una vez más, la lubricación te puede ayudar para que todo fluya con más facilidad y así disfrutes con calma de tu debut sexual. 

     

    • Si es la primera vez que tienes sexo oral, descubrirás nuevos sabores y sensaciones. Puedes tener molestias en la mandíbula o en la lengua en esta nueva práctica. No te preocupes, tómate un descanso y cambia tu boca o tu lengua por tu mano para seguir dando placer a tu pareja. 

     fingering

     

    • Los actos sexuales previos al coito (a los que solemos llamar erróneamente “preliminares”) son necesarios e igual de importantes que el coito en sí. Conocer el cuerpo de la otra persona, además de ser divertido y agradable, es importante para que el sexo sea placentero. Disfrutar es indispensable, sin objetivos ni metas. 

     

    • Sexo 100% seguro. La protección es la parte más importante para no tener ningún susto después del acto sexual con alguna ITS o un embarazo indeseado. Si tienes pene, usa preservativo, hay marcas de preservativos como MySize que te permiten un confort extra al poder escoger tu talla ideal, aquí no vale ninguna excusa para no usarlo. Si tienes vagina, puedes utilizar campo de látex para el sexo oral o preservativos femeninos. Cuida de tu sexualidad, ¡porque es la única manera para disfrutar plenamente al tener sexo!

     preservativos proteccion

    • Comunícate, no tienes que sentirte con la presión de hacer algo que no quieres. Verbaliza lo que te está gustando y lo que no, y si quieres seguir o no. La comunicación entre tu pareja y tú en la cama es una parte esencial para conseguir que se convierta en un momento maravilloso

     

    • Si no te está gustando, debes parar. Como ya has leído, que la primera vez duela un poco puede ser normal. Pero es fundamental saber cuándo este dolor se convierte en desagrado y, si es así, pararlo. Igual que tú no obligas a tu pareja sexual a hacer nada que no le guste, tú tampoco debes someterte a nada. ¡Consenso ante todo!

    Es posible que después de tener tu primera relación sexual experimentes muchas emociones nuevas, contradictorias, incluso puedes llegar a sentir indiferencia. Ten en mente que no existe ninguna manera “normal” de sentirse esta primera vez, cada persona la siente de manera distinta y ninguna es mejor que otra. Si tienes cualquier duda o tienes alguna sensación extraña habla con tus amistades, familiares o incluso especialistas del tema, pero en ningún caso tienes que sentir vergüenza o que hayas hecho algo incorrecto.

    ...

    Lo más importante es que no te pongas demasiada presión en este tema y que te comuniques con tu pareja sexual para que disfrutéis de vuestros encuentros sexuales con total seguridad y comodidad.