RELATOS ERÓTICOS | UNA LIBERTAD DESCONOCIDA

RELATOS ERÓTICOS | UNA LIBERTAD DESCONOCIDA

24 noviembre, 2020

Tercer premio - Concurso Relatos Eróticos

Autorx - Paula Requejo Hernández

 

El día había amanecido encapotado, pero aun así, teníamos claro que aquello no nos impediría  tener el mejor fin de semana de nuestras vidas. Mis cinco amigas y yo llevábamos esperando  aquel momento como un niño a sus regalos de navidad, con demasiadas ansias.  

Al llegar, la primera impresión del hotel no fue muy buena. Distaba mucho de las imágenes que  habíamos visto en internet, pero su interior era totalmente distinto. Habíamos alquilado un dúplex  que se convirtió en nuestra nueva casa nada más poner un pie en él. Lo más increíble de todo eran  las vistas de nuestra terraza, justo enfrente teníamos la piscina. Podíamos ir de un lado a otro en  un simple abrir y cerrar de ojos. Nos encontrábamos en una especia de nube de la que no  queríamos bajar. 

Todas necesitábamos desconectar de nuestra rutina. Contábamos las horas, los minutos e incluso  los segundos que quedaban para abandonar por unos días nuestro pueblo y sentirnos un poco más  libres. Quién me iba a decir a mí que a través del placer experimentaría tal grado de libertad… 

A pesar de que eran muy pocos los rayos de sol, decidimos que la mejor manera de inaugurar  nuestras merecidas vacaciones era dándonos un buen chapuzón en aquella piscina que tenía tan  buena pinta y que estaba completamente vacía esperándonos. Mis amigas se divertían tirándose  de mil maneras, chapoteando, haciendo el tonto mojándose unas a otras… Mientras, yo me  relajaba en la tumbona sin prestarle atención a nada más que al sonido del agua y de los pájaros  que revoloteaban por los árboles cercanos.  

-¡Eh tú! –escuché que una de ellas me gritaba a lo lejos. –Nosotras nos vamos ya, ¿te quedas? – Alcé la vista y contesté: 

-Me quiero dar el último baño. Ahora voy. –dije un poco somnolienta por el nivel de relax que  sentía en todo mi cuerpo. 

Me había quedado absolutamente sola, aunque podía escuchar perfectamente la música que  provenía de nuestra terraza. Me acerqué hasta el borde de la piscina y sin pensármelo demasiado  me lancé de cabeza siendo totalmente consciente de como el agua, un poco fría, se llevaba todo  el estrés y la frustración de la semana a medida que me zabullía y salía de nuevo a la superficie.  

-¿Está muy fría? –la voz de una chica sonó a mis espaldas. Aquella voz era tan suave y tan  melódica que había retumbado en mis oídos causando una extraña reacción dentro de mí. Me  había erizado la piel bajo el agua. 

Me giré en un acto reflejo para ver a la dueña de esas palabras. Una chica de unos veinticinco años estaba de pie mirándome desde el otro extremo de la piscina. Su media melena negra caía  lisa sobre sus hombros y resaltaba la palidez de su piel. Semidesnuda, tan solo cubierta por un  bikini azul marino con topitos blancos, dejaba a la vista un cuerpo que a mí me pareció de lo más  sensual.  

Me entretuve observando sus pequeños pechos y sus kilométricas piernas. No podía apartar la  vista de su anatomía y siendo sincera, a pesar de que nunca me había fijado de aquella forma en  otra mujer, tampoco me detuve a preguntarme el porqué de sentirme tan fuertemente atraída por  aquella desconocida.  

-No mucho. –respondí tímida y seria. –Al final te acostumbras. –añadí.

No me respondió. Lentamente bajó los escalones metiéndose poco a poco en el agua. Cuando  emergió, su pelo húmedo brillaba por el reflejo del sol. Desde la parte honda de la piscina vi como  la chica nadaba en mi dirección, lo que me puso aún más nerviosa de lo que ya me encontraba.  Esas sensaciones nunca antes me las había provocado una mujer. 

Apoyó ambos brazos sobre el suelo blanco y dejó caer su cabeza encima de ellos. Sus ojos  atigrados y su mirada intensa estaban puestos en mis pequeños, pero expresivos ojos marrones.  Una sonrisa preciosa asomaba en su rosto y yo seguía sin entender el porqué de sentirme tan inquieta.  

-Me llamo Aria. –dijo sin más.  

-Mi nombre es Zaira. –contesté cortada.  

No sabría decir si el roce de nuestras piernas fue provocado por el vaivén del agua o si por el  contrario, fue algo intencionado por su parte e inconsciente por la mía. El caso es que nuestras  pieles se tocaron durante unos segundos que para mí podrían haber sido semanas.  

Ambas nos quedamos en silencio, sin apartar la vista de la mirada de la otra. De pronto su mano  derecha acarició mi mejilla, apartándome un mechón de pelo que caía alborotado sobre mi rostro  mojado. Desde ese instante, mi mente le pidió a todo mi ser que actuase sin pensar y eso fue lo  que hice. 

Recorrí con uno de mis dedos el contorno de sus labios impregnados de diminutas gotitas de agua.  Dibujé sin darme cuenta un camino que acabó en el valle entre su cuello y sus hombros. Giró  unos milímetros su cuerpo para quedar justo frente al mío y sus manos comenzaron a acariciarme  por debajo del agua.  

-No sé quién eres. –dije con la voz quebrada por los nervios. 

-¿Importa en este momento? –contestó acercándose a mi oído.  

-A mí personalmente no.  

Era verdad. En aquel preciso instante lo que menos me importaba era entender la situación,  encontrar una explicación a la atracción que había sentido por una persona a la que no había visto  más de diez minutos de mi vida. Lo único que me interesaba era apagar el ardor que me quemaba  bajo la piel. Al parecer, nuestras preocupaciones iban a la par.  

Agarró con delicadeza una de mis piernas y la colocó de tal forma que me quedé rodeando su  cintura, con el suficiente espacio como para que ella pudiese introducir, tal y como lo estaba  haciendo, su mano entre medio de las dos.  

Alcé la vista intentando averiguar si alguien más estaba siendo testigo de lo que estaba ocurriendo  en aquella piscina, pero no había ni rastro de otros ojos en los balcones o en las terrazas. Sin  embargo, el ruido de la puerta de entrada llamó mi atención. Un chico más o menos de nuestra  misma edad acababa de sentarse justo frente a nosotras, con las piernas sumergidas en el agua.  Tenía un cuerpo bastante trabajado con un abdomen marcado que quitaba el aire y unos labios  que me excitaron nada más verlos. 

-Creo que deberíamos parar. –dije en un hilo de voz, siendo consciente de que no era eso lo que  me apetecía hacer.

-Es mi chico. –la respiración se me cortó. –A ambos nos gusta vernos con otras personas, pero si  te sientes incómoda… aquí no ha pasado nada. –me sonrió.  

Mis ojos se desviaron de un rostro hacia el otro. Mi pecho subía y bajaba muy rápidamente y  empecé a notar un calor abrasador en la parte baja de mi vientre. Siempre había supuesto que una  de mis fantasías era ser observada por otra persona mientras follaba, pero nunca imagine que  podía llegar a hacerlo realidad y mucho menos con dos desconocidos que al final habían resultado  ser pareja. Volví a centrarme en los ojos de Aria. Sin pensármelo mucho más volví a lanzarme a  la piscina, aunque en esta ocasión se tratase de algo mucho más metafórico.  

Mis labios colisionaron con los suyos y sentí como cada uno de los vellos de mi piel volvían a  erizarse una vez más a la misma vez que mis pezones endurecían. Su boca me supo dulce y picante  a la vez, era absolutamente delicioso. A lo lejos escuchaba la respiración fuerte y profunda de su  novio, lo cual me excitaba mucho más. 

La mano derecha de Aria, aún entre nuestros cuerpos, apartó la tela de mi bikini y sus dedos  empezaron a acariciar mi clítoris suavemente. Los movimientos fueron incrementando el ritmo  hasta convertirse en salvajes. Notaba como sus pezones también estaban endurecidos con mi  mano derecha. Dejé de masajearlos con delicadeza para pasar a devorarlos, morderlos y lamerlos  desesperadamente. 

Introdujo sus dedos en mi interior haciendo que un gritito ahogado se perdiera entre la densidad  del ambiente y que llegase hasta los oídos de nuestro espectador que no podía apartar sus ojos de  nosotras. Ambas lo mirábamos de reojo para no perdernos ni un solo detalle de su expresión  desbordada por ser testigo del placer que nos estábamos dando.  

Al igual que Aria, introduje mis dedos en ella y compaginamos nuestras acometidas  intercalándolas entre la lentitud y la rapidez que nuestras manos nos permitían. Estaba a punto de  llegar un increíble orgasmo cuando sentí la presencia de una tercera persona cerca de nosotras.  Su chico se había metido en el agua y se encontraba tan cerca que una de sus manos se había  centrado en acariciar mis pezones mientras la otra hacía lo propio con su chica.  

Aquello me había acelerado tanto que podía sentir como todo mi cuerpo temblaba avisándonos a  los tres de que estaba a punto de estallar de placer. El novio de Aria cogió nuestras barbillas y  entrelazamos nuestras lenguas en un increíble beso que sabía a locura, pero sobre todo a libertad.  En ese preciso instante, un electrizante hormigueó me recorrió desde los pies hasta el cuello, que  desembocó en un orgasmo que coloqué sobre las bocas de mis acompañantes.  

...

Sentí como me relajaba, como me destensaba y como la libertad que había ido a buscar se  entremezclaba tanto con el placer que me habían hecho experimentar, que era incapaz de  distinguir una sensación de otra. Salí de la piscina, dándoles la espalda a la pareja. Envolví mi  cuerpo aún tembloroso con la toalla y me giré para sonreírles.  

-¡Un placer Zaira! –dijo Aria.  

-¡Un maravilloso placer! –contesté abandonando la piscina y dirigiéndome hasta la terraza donde  mis amigas no tenían ni idea de lo que acababa de pasar. 

 

Leer más artículos

Tarifas de envío

Península Ibérica (España)
Tipo de envío Plazo de entrega* Transportista Hasta 60€ Desde 60€
Recogida en oficina de Correos 3/5 días laborables Correos 2,99€ GRATIS
Entrega a domicilio 3/5 días laborables Correos 3,99€ GRATIS
Entrega urgente a domicilio 2/3 días laborables Sending 4,99€ GRATIS

Islas Baleares
Tipo de envío Plazo de entrega* Transportista Hasta 60€ Desde 60€
Recogida en oficina Correos 3/5 días laborables Correos 3,99€ GRATIS
Entrega a domicilio 3/5 días laborables Correos 5,99€ GRATIS
Entrega a domicilio 2/3 días laborables Sending 7,99€ GRATIS

Islas Canarias
Tipo de envío Plazo de entrega* Transportista Hasta 100€ Desde 100€ (máx. 150€)
Recogida en oficina Correos 7/10 días laborables Correos 5,99€ GRATIS
Entrega a domicilio 7/10 días laborables Correos 7,99€ GRATIS

Portugal
Tipo de envío Plazo de entrega* Transportista Hasta 60€ Desde 60€
Entrega a domicilio 3/5 días laborables Correos 5,99€ GRATIS

Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Monaco, Noruega, Polonia, República Checa, Suecia y Suiza
Tipo de envío Plazo de entrega* Transportista Hasta 100€ 100€ – 200€ Desde 200€
Entrega a domicilio 3/5 días laborables DHL Express 14,99€ 7,99€ GRATIS

Reino Unido
Tipo de envío Plazo de entrega* Transportista Hasta 150€ Desde 150€
Entrega a domicilio 3/5 días laborables DHL Express 19,99€ 13,99€

IVA incluido en todos los precios.

 

IMPORTANTE: Los envíos internacionales a países fuera de la Unión Europea pueden ocasionar gastos adicionales de importación, aranceles o aduanas que están fuera de nuestro control. Platanomelón no asumiría ningún coste total ni parcial derivado de estos gastos. En caso de inspección por parte de la aduana de tu país, si tú no estuvieras conforme con los costes aduaneros, y decidieras rechazar el pedido, te descontaríamos todos los gastos ocasionados del importe a devolver (gastos de ida, gastos de vuelta y gastos de gestión o administrativos ocasionados). Ten en cuenta que estos plazos de entrega cuentan a partir de que tu pedido sale de nuestro almacén. El tiempo de procesamiento de los pedidos es de 24/48 horas laborables. Los plazos de entrega pueden verse alterados por festivos, en verano y Navidades, o debido a causas ajenas a Platanomelón. En ningún caso los plazos indicados son una garantía de entrega.

 


Gestión y entrega


  • Los pedidos realizados de lunes a viernes antes de las 12h suelen prepararse y enviar en el mismo día. Este horario no es ninguna garantía, y puede sufrir alteraciones o modificaciones.
  • Si el pedido se realiza después de las 12h se preparará y enviará el siguiente día laborable.
  • Los pedidos realizados durante el fin de semana se prepararán y enviarán entre el lunes y el martes siguiente.
  • En horario de verano se aplican las mismas condiciones, pero hasta las 11h en lugar de las 12h.
  • Las entregas con Correos pueden efectuarse durante el todo el día, de lunes a viernes, de 8 a 20h.
  • Para entregas urgentes con horarios específicos, cómo antes de las 10h, de las 14h o entrega en sábados, pueden existir suplementos.
  • Si prefieres recoger tu pedido en una oficina de Correos se enviará a tu oficina de referencia (la que Correos asigna a tu domicilio). Puedes ver tu oficina de referencia de Correos introduciendo tu dirección aquí.
  • En circunstancias especiales, como festividades locales, estatales, o mal tiempo, entre otras, los plazos de entrega podrían verse afectados.
  • Los pedidos con método de pago contra reembolso requieren de una confirmación del importe por parte del cliente antes de ser enviados. Ten en cuenta que este proceso puede retrasar el tiempo de entrega del pedido.

En todo caso, siempre que esté disponible, te proporcionaremos un número de seguimiento del pedido para que puedas saber dónde se encuentra tu pedido en todo momento.


Seguimiento de pedidos

Correos de España DHL Express Sending

Si nuestra página de seguimiento no muestra información sigue tu pedido desde la página del transportista con tu número de seguimiento.


Atención al cliente transportistas:


Correos de España 900 400 004

Sending 902 250 254 (91 779 63 70 – número alternativo gratuito, puede dejar de funcionar)

DHL Express 902 122 424 (91 309 84 47 – número alternativo gratuito, puede dejar de funcionar)



¿Dudas o preguntas?


Contacta con nosotros

Cerrar

¡Compartir tiene premio!

Formar parte del Club Platanomelón es GRATIS

Comparte tu enlace personal con tus amigxs. Con tu enlace obtendrán 5€ de descuento en su primera compra, y si gastan más de 50€...

¡Tú ganarás 500 meloncitos!
(Recuerda que 100 = 1€ de descuento)

Inicia sesión o Regístrate para conseguir tu enlace personal:

¿Tienes dudas? Haz click aquí.
Discreción y Seguridad GARANTIZADAS
Nadie podrá saber qué has comprado, ni dónde 😉
  • Realizamos todos los envíos en paquetes 100% discretos.
  • Utilizamos cajas sin marcas, recubiertas con bolsas de transporte opacas.
  • Utilizamos un remitente genérico, del tipo BCN Logística o similar.
  • No ponemos albarán de entrega ni factura, ni dentro ni fuera de la caja.
  • Al pagar con tarjeta el concepto del extracto bancario será uno genérico de compra online, imposible de relacionar con nuestra página.

Envío discreto

(Ejemplo real del paquete que enviamos)

Cerrar

Pago seguro – Conexión SSL

La seguridad de tus datos personales y tu privacidad es nuestra prioridad, así como garantizar una compra segura a todos los niveles legales, comerciales y de protección de datos.

Puedes pagar de forma cómoda y segura con Visa, Mastercard, American Express, PayPal, Apple Pay y Amazon Pay. Si lo deseas, también puedes pagar contra reembolso: recibe tu pedido a domicilio, o recógelo en tu oficina de Correos, y paga en efectivo. Esta opción de pago tiene un suplemento adicional de 3€, y no está disponible para envíos a Baleares, Canarias ni Internacional.

Pago contra reembolsoPuedes pagar de forma cómoda y segura con Visa, Mastercard, American Express, PayPal, Amazon Pay y Apple Pay

Nuestra página web cumple con todos los estándares de la industria de pagos con tarjeta y comercio electrónico (certificación de PCI DSS de Nivel 1):

  • Mantener una red segura (certificados SSL)
  • Fuertes medidas de control de acceso
  • Monitorización y tests regulares
  • Protección de la pasarela de pago
  • Política de privacidad y tratamiento de datos

Cerrar

¿Dudas o preguntas?

Échale un vistazo a nuestras preguntas más frecuentes:

Preguntas más frecuentes

hola@platanomelon.com

Te contestaremos en 24/48 horas laborables



O utiliza el formulario

Te contestaremos súper rápido :)

Cerrar