cuffing season pareja otoño invierno

Cuffing season

¿Te ha pasado que, durante los meses de otoño e invierno, te apetece tener una relación? 

Pues queremos que sepas que no estás solx. Muchas veces, las ganas de tener pareja son algo estacionales... Y es que, de hecho, este fenómeno es muy común. Tanto, que tiene nombre propio: la cuffing season. La traducción sería algo así como la temporada de “esposarse”... pero en este caso no hace referencia a ningún tipo de atadura, sino al hecho de sentirnos conectados y a buscar el calor humano. Digamos que sería, buscando una mejor traducción, la temporada de acurrucarse.  

¿De dónde viene el término? 

 

El rapero Fabolous popularizó este término a través de su canción Cuffin’ Seanson en 2015... 

 

Though we gotta say goodbye 
For the summer 
Baby, I promise you this 
I'll send you all my love 
Everyday in a letter 
Sealed with a kiss.

 

¿Por qué pasa esto cuando llega el frío? 

En esta época del año las temperaturas bajan, los días son más cortos y por tanto tenemos menos horas de luz, lo que hace que estemos menos activos y que nos apetezca pasar más tiempo en casa. Así que no es raro que socialicemos menos y que nos apetezca buscar esa intimidad que solemos asociar a las relaciones de pareja.  

Este periodo puede hacernos sentir más nostálgicxs de lo normal y pensar en cómo sería nuestra vida si tuviéramos a alguien con quien acurrucarnos en las frías noches del invierno. Aquí es donde debemos tener cuidado y no caer en el error de buscar a alguien desesperadamente por la necesidad del contacto físico. Por si acaso y por si el fresquito te ha hecho olvidarlos, aquí te dejamos los beneficios de la soltería: 

  • Autoconocimiento: adquirimos más tiempo a solas y recursos para conocernos, conectar con nuestras emociones y comprender qué es lo que nos importa realmente.
  • Tiempo para unx mismx: dedicarle más tiempo de calidad a la familia, amistades e incluso a nuestras aficiones es fundamental para nuestra salud mental y para descubrir el enorme potencial que tenemos.  
  • Cambio de hábitos: permitirnos un cambio de hábitos, en ocasiones, es crucial para darle una vuelta a nuestra vida y mejorar todos esos aspectos que teníamos algo descuidados.    
  • Nuevos descubrimientos: sexualmente también podemos crecer y redescubrirnos, sobre todo a través de la masturbación. Está científicamente demostrado que, las personas que conectan más y mejor con su sexualidad se conocen a fondo y se masturban con regularidad. Incluso tienen más facilidad a la hora de alcanzar el orgasmo.  
  • Nuevas parejas sexuales: conocer nuevas parejas sexuales nos abre las puertas a ampliar nuestro repertorio de fantasías y, siempre que sea consensuado, ¡poder convertirlas en deseos y experimentarlas! 

Pero si aun así quieres estar con alguien... 

Si tienes claro que estás preparadx para estar con alguien y que no se trata de una necesidad estacional si no de unas ganas genuinas de compartir intimidad romántica con alguien, aquí te dejamos algunos consejos para socializar y así abrirte las puertas a conocer gente... 

  • La actitud lo es todo: una actitud confiada y segura de sí misma, pero sobre todo honesta, es la base para gustar y para que la gente se sienta cómoda contigo.  
  • Apúntate a todos los planes (que te apetezcan): ¡no te pierdas una! Andar todo el día para arriba y para abajo aumenta tus posibilidades de conocer gente y, además, seguro que te lleva a vivir experiencias increíbles.  
  • Rétate a actividades nuevas: apúntate a alguna actividad que te motive, como yoga, pintura, cerámica, jardinería... Esto, aparte de subirte la moral haciendo algo que te gusta, te ayudará a conocer gente que comparte tus mismos intereses.
  • Aplicaciones de citas: si tienes claro que quieres conocer gente en el sentido más “romántico” de la palabra, no descartes hacerte un perfil en una (o varias) aplicación de citas. Conocerás a mucha gente diferente y, aunque no encajarás con todxs, seguramente puedas llevarte más de una amistad y algún que otro romance. 

La intimidad puede darse en muchos otros espacios (¡no solo en el sentido romántico!). Contar con un buen círculo de amistades, de familiares, o incluso con el calor de una mascota nos ayuda a sentirnos menos solxs y a compartir momentos de intimidad y conexión... en cualquier estación del año. 

 

La cuffing season es una realidad, pero no dejes que esta fase estacional te lleve a cometer errores de los que luego te arrepentirás. Si no estás teniendo suerte en la esfera romántica, busca intimidad en otros aspectos de tu vida... ¡Llegó la temporada del Netflix and chill! 

Regresar al blog