¿Cómo sé si debo trabajar mi suelo pélvico?

¿Cómo sé si debo trabajar mi suelo pélvico?

Como cualquier otro grupo muscular, el suelo pélvico también debe ejercitarse

Ejercitar el suelo pélvico es una forma efectiva de mejorar la salud y el bienestar en muchos aspectos de la vida cotidiana. Y es que tener un suelo pélvico fuerte y saludable tiene múltiples beneficios para personas de todas las edades y géneros.

Qué es el suelo pélvico y beneficios de trabajarlo

Se conoce como suelo pélvico al conjunto de músculos y tejidos que forman la parte inferior de la pelvis y que sostienen todos los órganos de esta zona: vagina, uretra, vejiga, útero y recto.

Con esta definición, ya te habrás hecho una idea de la importancia de tener un suelo pélvico sano y fuerte. Pero si todavía no estás muy convencidx, aquí te dejamos algunos beneficios de trabajar el suelo pélvico:

Aumenta el placer sexual

Un suelo pélvico tonificado puede aumentar la sensibilidad durante las relaciones sexuales y a experimentar orgasmos más intensos y duraderos debido a que sus contracciones son más prolongadas y fuertes.

Ayuda a tratar disfunciones sexuales

Como la dispareunia (dolor genital vinculado a las relaciones sexuales), vaginismos (tensión involuntaria de los músculos de la vagina) o disfunción eréctil.

Previene o mejora la incontinencia urinaria

Y también la incontinencia fecal o de gases y el estreñimiento. Tanto si sufres de incontinencia como si no, ejercitar tu suelo pélvico te ayudará a mejorarla o a prevenir sufrirla en el futuro.

Mayor estabilidad y equilibrio

Como parte del núcleo del cuerpo, un suelo pélvico fuerte puede ayudar a mejorar el equilibrio y la estabilidad, lo que será de gran utilidad a medida que envejezcamos.

Ayuda a la recuperación después del parto

Después de dar a luz, los músculos del suelo pélvico se debilitan, lo que puede derivar en problemas de salud. Por eso, ejercitarlos es esencial para que recuperen su función habitual.

Cómo sé si debo ejercitar mi suelo pélvico

En este punto, lo más importante es que no te autodiagnostiques. Como en todos los temas de salud, lo fundamental es ponerse en manos de especialistas que valoren nuestro estado y nos guíen.

En este caso, dichxs especialistas serían lxs fisioterapeutas del suelo pélvico.

Dicho esto, sí que hay algunas señales a las que puedes prestar atención a la hora de saber si debes acudir al fisio para ejercitar tu suelo pélvico:

Valoración de suelo pélvico

Seguro que te preguntas en qué consiste esta valoración. Pues aquí te dejamos los puntos esenciales para examinar el estado de tu suelo pélvico.

Entrevista clínica

Lo primero será responder a una serie de preguntas relacionadas con la vida sexual, la micción, la defecación, la alimentación, la actividad física, historial ginecológico y andrológico, etc. de la persona. De esta manera, lxs especialistas podrán hacerse una idea inicial de su estado de salud.

Valoración postural

La postura corporal también repercute sobre la pelvis y el suelo de la pelvis. Por eso, antes de pasar a la camilla, se hará una valoración de la postura de la persona a examinar.

Exploración externa

El siguiente paso será examinar la zona genital desde el exterior: el color, los tejidos y las contracciones para valorar la fuerza de los músculos a nivel visual.

Valoración vaginal y/o rectal

Ahora sí, toca valorar el estado de los músculos desde el interior, ya sea de la vagina o del recto, así como la posición de los mismos, para asegurarnos de que se mantienen en su sitio.

Diagnóstico

Por último, la persona que te ha examinado te informará sobre lo que ha encontrado. En este punto te dirá si debes trabajar tu suelo pélvico y cómo hacerlo de forma correcta.

...

La valoración de especialistas y el posterior trabajo muscular te permitirá aumentar el bienestar en muchos aspectos de tu vida. Si quieres saber más sobre cómo ejercitar tu suelo pélvico, pásate por este artículo.

Regresar al blog