Descubre cómo masturbar un pene con los pechos... ¡sean como sean los tuyos! 

Aunque pueda parecer fácil, esta famosa práctica sexual tiene su truquillo. La masturbación del pene con los pechos (también conocida como “cubana”) es una forma más de dar placer que puede agregar chispa y erotismo a una simple masturbación. 

Además, los pechos, al ser una zona erógena, también pueden beneficiarse (pero que muuucho) de esta práctica... ¡descubre cómo hacer una masturbación con los pechos de 10!

Cómo masturbar un pene con los pechos 

Antes que nada, recuerda que las cosas de palacio van despacio. Y es que las prisas no suelen llevarse muy bien con la excitación. Por eso, antes de empezar, procurad calentar el ambiente: podéis empezar con unos masajes, unas caricias, besos, lametones, mordiscos... para después acariciar su pene con tus pezones o lo que se te ocurra para ir acercando su pene hacia tus pechos de manera progresiva.

Para que todo fluya... 

 

Para mejorar la experiencia y que el pene deslice bien entre los pechos, recomendamos aplicar un poco de lubricante en el pene (si vais a usar preservativo o seguir realizando otras prácticas sexuales recomendamos que sea a base de agua). También podéis usar un poco de aceite de masaje y embadurnarlo en los pechos, el pene o las manos.


    • Coloca el pene entre ambos pechos de tal manera que quede en el canalillo.

    • Con las manos, agarra tus pechos para que el pene quede en medio, así generarás presión entre los pechos y el pene de manera que no se escape. 
  • Si la persona con pene está arriba puede hacer movimientos hacia a delante y atrás con la pelvis, a la vez que la persona que masturba aprieta y mueve también su pecho. 
  • Si la persona con pechos es la que lleva el ritmo de la estimulación, puede mover sus pechos mientras mueve el torso de arriba hacia abajo para estimular el pene. 
  • ¡Podéis alternar y probar diferentes movimientos! 
  • No olvides otras zonas erógenas: puedes alternar la masturbación con tus pechos con una felación, acariciando el pene con los pechos o pezones, coger los dos pechos con la misma mano y con la otra mano estimular el glande o el frenillo o el perineo. 

El tamaño de los pechos 

 

¡No te creas que solo puedes hacerlo si tienes los pechos grandes! Si tus pechos son pequeños, puedes utilizar las manos para complementar la estimulación y presionar el pene contra el cuerpo. Un truquillo puede ser hacerlo con un sujetador puesto (de manera que el pene se coloca por debajo del sujetador para ejercer más presión).

Posturas para masturbar un pene con los pechos 

La imaginación y la comodidad de ambos es la combinación ideal a la hora de elegir posturas para cualquier práctica sexual... ¡así que siempre podéis experimentar! Aquí os dejamos las posturas más básicas... 

  • La persona que masturba se tumba bocarriba (por ejemplo, en la cama) mientras que la persona con pene que va a recibir la masturbación se coloca sobre la persona tumbada, apoyando su peso en las rodillas, de manera que el pene quede a la altura del pecho. 
  • La persona que hace la masturbación se coloca de rodillas frente a la persona que va a recibir la estimulación mientras que esta última se sienta en una superficie elevada (como por ejemplo una silla), de forma que su pene quede a la altura del pecho de la otra persona. 

Si te han practicado una mastectomía y solo tienes un pecho, puedes usar las mismas posturas y agarrar el pene con una mano acercándolo al centro mientras lo estimulas con un pecho.   

 

Las manos y la boca son de lo más útiles... ¡pero hay otras maneras de dar placer! Explorad vuestros cuerpos y sacad el máximo partido a vuestras zonas erógenas para dar chispa a vuestras relaciones sexuales.