Tipos de relaciones sexoafectivas

Tipos de relaciones sexoafectivas

¡Ni te imaginas cuántas formas hay de tener relaciones sexuales... y de amar!

Al contrario de lo que puedas creer, el único modelo relacional válido no es la monogamia. La forma en la que concebimos los vínculos sexuales, emocionales y afectivos están en continua evolución y, por suerte, hoy en día podemos buscar el que mejor se adapte a nuestras necesidades, deseos y circunstancias.

Y con esto no queremos decir que la monogamia sea buena o mala, sino que tiene que ser una elección y no una imposición.

Para que sea una elección es fundamental preguntarse cómo entendemos el amor y las relaciones, además de comprender lo que es la monogamia y cuáles son sus alternativas... ¡Atentx!

Tipos de relaciones sexoafectivas

la monogamia es el modelo de relación amorosa basado en la exclusividad sexual, afectiva y romántica entre dos personas.

Si una de las dos personas rompe el pacto de exclusividad sexual, se considera que ha sido infiel. Hay tantas interpretaciones de la infidelidad como personas: algunas consideran que la infidelidad está en tener sexo con otra persona, otras en besarse, otras tan solo en tontear…

Depende del acuerdo que se haya pactado en la relación.

Este modelo de relación se caracteriza por romper con alguna de las exclusividades que caracterizan a una relación monógama, ya sea la afectiva, la sexual o la romántica. Esto dependerá de los términos que establezcan cada unx de lxs integrantes de la pareja.

Este tipo de relaciones tienen que ir muy vinculadas a la comunicación, ya que será necesario establecer un pacto relacional: ¿Qué espero de tener una relación abierta? ¿Solo quieres sexo con otras personas o estás abiertx a tener un vínculo afectivo? ¿Y tu pareja? ¿Queréis saberlo todo? ¿Qué os tenéis que contar? ¿Qué límites tenemos? Si quieres saber más sobre cómo abrir una relación, échale un vistazo a este artículo.

De hecho, muchas parejas con relaciones abiertas prefieren no contarse lo que hacen con otras personas... Siempre que el acuerdo sea mutuo, esta opción es tan válida como cualquier otra.

En las relaciones poliamorosas no hay exclusividad sexual, afectiva ni romántica. Es decir, tanto tú como tu pareja podéis mantener relaciones sexuales y afectivas con otras personas ajenas a vuestra relación. Desde un punto de vista estructural, existen dos tipos de relación poliamorosa:

  • Poliamor jerárquico: en este modelo de relación hay una relación principal y el resto de relaciones son secundarias. Normalmente, la relación primaria se caracteriza por un proyecto de vida en común.
  • Poliamor no jerárquico: en este modelo relacional no hay relaciones prioritarias, sino que todas están en un mismo nivel. Todas las parejas gozan de los mismos privilegios y prioridades.

Es un modelo relacional que se practica dentro de un grupo de personas. Se puede dar entre tres, cuatro o una red de hasta veinte personas o las que quieran. La característica principal es que hay un acuerdo de exclusividad sexual, afectiva o ambas entre ellas.

Es decir, quienes forman parte del grupo se comprometen a no mantener relaciones sexuales y/o afectivas con personas que estén fuera del grupo.

La anarquía relacional es más bien una filosofía de vida que pretende cuestionar la organización social, desmontando la idea de las jerarquías y de los privilegios afectivos. Se caracteriza por establecer relaciones en las que no hay exclusividad sexual ni afectiva.

La anarquía relacional tiene una peculiaridad: todas las relaciones que tienes en tu vida, sean románticas o no, están al mismo nivel. Es decir, tus amistades, tus familiares, las personas con las que te acuestas son igual de importantes y prioritarixs.

No hay ninguna relación por encima de las otras. Por este mismo motivo, desaparecen las etiquetas. Dejamos de hablar de parejas, novixs, follamigxs… para hablar de una red de amor.

Las parejas de swingers se caracterizan por llevar a cabo lo que se conoce como intercambios de parejas. Esta práctica consiste en quedar con otrxs swingers para mantener relaciones sexuales con otras parejas, pero solo en estos contextos concretos.


Pues ya ves, la monogamia no es la única opción... Todos los modelos relacionales son igual de válidos, siempre que os permitan estar a gusto. Plantéate qué tipo de relación va contigo en cada momento.
Regresar al blog