Sexo sin próstata

Sexo sin próstata

¿Sin próstata se puede tener relaciones sexuales? 

La extirpación de la próstata puede tener un impacto negativo en la sexualidad de las personas con pene que se someten a ella. Sin embargo, en ocasiones estas pueden ser más psicológicas que físicas, ya que es posible llevar una vida sexual satisfactoria tras esta intervención quirúrgica. 

La vida sexual de las personas con pene puede verse afectada tras la extirpación de la próstata.

 

Consecuencias físicas y mentales de la prostatectomía 

  • Disfunción eréctil: aunque esta afección depende mucho del procedimiento quirúrgico, lxs investigadorxs sugieren que las tasas de disfunción eréctil pueden alcanzar el 85 % tras la extirpación de la próstata, aunque este porcentaje disminuye con el paso del tiempo. 
  • Orgasmo seco: la prostatectomía extirpa las glándulas que producen el líquido seminal y corta los conductos que permiten que los espermatozoides salgan del cuerpo en forma de eyaculación, por lo que las personas sometidas a esta operación no podrán eyacular. 
La incapacidad de eyacular deriva en infertilidad, por lo que es importante comunicar a los médicos si se quieren tener hijxs antes de someterse a la operación.
  • Incontinencia urinaria: tras la operación, se pueden experimentar problemas de continencia urinaria, pero esta afección puede mejorar con una rehabilitación adecuada por parte de fisioterapeutas del suelo pélvico. 
  • Disminución del deseo sexual: el estado de ánimo, la autoestima, los cambios físicos y la autopercepción tienen un impacto directo en el deseo sexual, por lo que es completamente normal sentir que este baje tras la extirpación de la próstata. 
  • Baja autoestima: esta operación puede conducir a una pérdida de la identidad sexual, de la autoestima y a un aumento de la ansiedad sobre el rendimiento sexual e incluso depresión. Por eso es tan importante hacer un seguimiento no solo físico, sino también psicológico de lxs pacientes que se sometan a esta operación. 

Todos estos factores pueden influir en la satisfacción sexual. Por suerte, sabemos que tras la cirugía las sensaciones placenteras, al igual que el orgasmo durante las relaciones sexuales, no variarán con respecto a las que ya tenía antes de la cirugía (a no ser que nuestra salud mental esté comprometiendo el disfrute y el placer). 

Consejos para mejorar tu vida sexual tras la prostatectomía 

Aunque tras la extirpación de la próstata sientas que tu experiencia con respecto al sexo cambia, con rehabilitación y comunicación en pareja es posible llegar a disfrutar de una vida sexual satisfactoria. Para ello, será clave atender a ciertos aspectos o cambios en tu vida: 

Recuperación 

Es esencial que respetes el tiempo de recuperación tras la intervención, ya que durante este periodo se produce la cicatrización y la reparación de los tejidos hasta que estos recuperen sus funciones habituales. Sobre todo, ten paciencia y dedícate espacios de autocuidado tanto a nivel físico como psicológico. 

Rehabilitación 

Durante la rehabilitación tras la extirpación de la próstata, un equipo de profesionales te ayudará a recuperar los mecanismos habituales de la zona afectada mediante ejercicios personalizados, que pueden incluir: 

  • Movilización de cicatrices. 
  • Entrenamiento de continencia urinaria. 
  • Ejercicios de suelo pélvico 
Porque sí, si tienes pene también tienes suelo pélvico y trabajarlo puede ayudar a recuperar las funciones urinarias y sexuales. 

 

Medicación 

Déjate asesorar por tu médicx sobre el tratamiento adecuado para tu situación, ya que seguramente puedas usar la medicación para ayudarte a recuperar la confianza en tus encuentros sexuales. 

Comunicación 

La comunicación es esencial a la hora de encontrar puntos de apoyo en torno a tu situación y a crear una red de confianza y empatía entre las personas que te rodean. Aquí te dejamos algunos consejos: 

  • Habla honestamente con tu pareja sobre los pensamientos y sentimientos relacionados con los efectos secundarios del tratamiento y los problemas sexuales.   
  • Pregunta a tu pareja cómo se siente y escucha sus preocupaciones.   
  • Acude a terapia o asesoramiento sexual con la pareja para facilitar la conversación y busca apoyo. 

Seguimiento psicológico 

Un proceso como es el de la extirpación de la próstata puede suponer un desafío importante en la vida de la persona que pasa por él, ya que afecta a muchos aspectos de su vida personal, sexual, laboral y social. 

Estos cambios deben recibir un seguimiento psicológico para evitar incrementar el malestar y el aislamiento del paciente. Además, una buena comunicación por parte del equipo médico sobre las opciones de tratamiento y los síntomas son claves para la tranquilidad y la sensación de control del paciente. 

Una buena terapia puede ser la de grupo, ya que ayuda a la persona afectada a no sentirse solx y poder compartir aprendizajes y experiencias. 

 

... 

¡El sexo sin próstata es posible! 

Regresar al blog