Sí, los orgasmos pueden ser aún más increíbles si sigues estos 8 tips

Seguramente te habrás dado cuenta de que los orgasmos pueden tener distintas intensidades. Y esto depende de varios factores que podemos entrenar... ¡Manos (o juguetes, o genitales) a la obra!

Fantasea eróticamente 

Tener un imaginario erótico extenso aumenta las probabilidades de tener orgasmos super placenteros (¡y hasta múltiples!). 

Las fantasías son una esfera más de nuestra sexualidad y las podemos usar a nuestro favor, ya que nos ayudan a excitarnos, a provocar la respuesta sexual y, por tanto, a conseguir placer y bienestar sexual. 

Conecta con el momento presente 

Practicar el sexo consciente nos ayuda a conectar con nuestro placer, sensaciones y disfrute, alcanzando más fácilmente e intensamente el orgasmo.  

Aunque pueda parecer obvio, en los tiempos que corren puede resultar difícil estar completamente presentes (y es que estamos en la era de la sobreestimulación). Aprender a estar presentes y disfrutar de lo que estamos haciendo es esencial para cualquier aspecto de la vida. Si quieres aprender más sobre el mindful sex, pásate por este artículo. 

Juega con todos los sentidos 

Normalmente nos centramos en los genitales y olvidamos que todos nuestros sentidos participan en el placer. Jugar con los sentidos, potenciándolos (por ejemplo, a través de sabores y olores) o privándonos de alguno de ellos (por ejemplo, a través de antifaces o cuerdas) puede acercarnos más al orgasmo.

Tonifica el suelo pélvico 

El suelo pélvico es el conjunto de músculos que se encuentran en el bajo abdomen y que mantienen en su sitio todos los órganos de la pelvis: vagina, uretra, vejiga, útero y recto. 

Entrenar nuestra musculatura pélvica a través de ejercicios y herramientas como las bolas chinas, nos ayudará tener orgasmos más potentes y a duraderos (¡y a mejorar la lubricación!). 

Antes de empezar cualquier entrenamiento, consulta a fisioterapeutas del suelo pélvico: ellxs te aconsejarán mejor que nadie qué ejercicios son más adecuados para ti.

Varía estimulaciones 

¡No te quedes con lo mismo! El hecho de variar en cuanto a las sensaciones, las zonas del cuerpo y las posturas aumenta el placer, mejora las probabilidades de tener un orgasmo y de potenciar el deseo erótico.  

La expectativa y el no saber qué vendrá después nos motiva y mantiene nuestra atención en lo que estamos haciendo.

Comunicación (erótica también) 

Está demostrado que comunicar eróticamente potencia y mejora el placer sexual, aumentando la intensidad de los orgasmos, incluso a través del dirty talk.  

Y es que la comunicación es una de las formas más potentes de expresar el erotismo. Para que sea eficaz, debemos sentirnos cómodxs y buscar nuestra propia fórmula. No trates de ser quien no eres, busca la forma que mejor se adapte a ti. 

Incluye juguetes eróticos 

Sus estimulaciones y el efecto sorpresa que proporcionan se traducen en sensaciones extraordinarias para el cerebro, que, por supuesto... ¡también potencian los orgasmos! 

Si tienes pene, prueba con Lumbra para una masturbación totalmente nueva. 

Si tienes vulva... se escribe “Conga” y se lee “orgasmos-superintensos".

Opta por lubricantes 

¿A que no te lo esperabas? Pues está científicamente demostrado que los lubricantes potencian el orgasmo, aumentando la excitación y el placer. 

El uso del lubricante siempre es una buena decisión a la hora de mantener relaciones: se trata de un recurso que os ayudará a llevar a otro nivel vuestras experiencias sexuales y a evitar fricciones... ¡Para que todo fluya y nada influya! 

 

 

Pues ahora ya lo sabes... si quieres disfrutar de orgasmos superintensos, ¡sigue estos 8 consejos!