4 POSTURAS PARA DISFRUTAR AL MÁXIMO DE UN PENE PEQUEÑO

Una encuesta hecha a más de 52.000 hombres y mujeres heterosexuales desveló que el 45% de los hombres querría tener un pene más grande y que el 85% de las mujeres encuestadas se sentían plenamente satisfechas con el pene de sus parejas. Como siempre, nunca estamos del todo bien con nuestros propios cuerpos, y el estigma del tamaño del pene sigue acompañando el imaginario de las personas con pene. Pero antes de nada, recuerda que la media española del pene erecto está en 13 centímetros. 

Si formas parte de este 45% que no se siente del todo a gusto con el tamaño de su pene, te recomendamos que, en lugar de compararte con estrellas del porno, lo hagas con los gorilas: con sus 200 kg de músculo y su desafiante aspecto , tienen un pene de unos 3-4 cm (es decir, el tamaño del tapón de un boli). 

Pero como aquí no va de compararse con nadie, sino de estar cómodx con tu cuerpo y, sobre todo, saber cómo utilizarlo mejor; te queremos contar alguna anécdota y las posturas que mejor te pueden ir si tienes un pene más pequeño que la media. 

Cuando pequeño era grande

pene pequeño

Hércules. Copia romana del período imperial según un original griego.

Antes de entrar en materia, te queremos contar una pequeña anécdota en la historia del arte. Fíjate, las estatuas griegas y las representaciones masculinas griegas siempre tienen penes pequeños. Según explica el profesor Andrew Lear, de la Universidad de Harvard, en la antigua Grecia un pene pequeño, y no erecto, era símbolo de moderación, inteligencia y sabiduría, virtudes que formaban parte del ideal de masculinidad para el pueblo griego. Así representaban a los héroes, dioses y atletas. En contraposición a los penes grandes y erectos, que representaban a borrachos, sátiros y personas decrépitas. 

Tamaño vs grosor

Los investigadores Masters y Johnson fueron el origen de la famosa frase “El tamaño no importa”. Según sus investigaciones, la vagina se adapta a la perfección al tamaño del pene, aunque, por lo que observaron, parece que fisiológicamente un pene grueso puede estimular mejor las partes externas de la vagina y el clítoris. También influirían otros factores como un buen movimiento de cadera y el hecho de conocer las partes erógenas de tu pareja. 

Micropenes 

Se consideran un micropene aquellos penes que en erección miden menos de 7 cm, y se calcula que afecta a una de cada mil personas con pene. A pesar de tener un aspecto y funcionamiento iguales a los de cualquier otro pene y que muchas personas aceptan esta situación, también puede suponer problemas de autoestima y de pareja. Si es tu caso, la comunicación y quererte como eres son las claves para disfrutar de tu pene. 

Pequeño recordatorio: 

El sexo es más que penetración: una relación sexual placentera no tiene que basarse únicamente en la penetración. Disfrutad de las caricias, los besos y la estimulación de vuestros genitales, estos son los pequeños detalles que os harán fundiros en el verdadero placer. 

Posturas más adecuadas

Estas serán las posturas que mejor te permitirán alcanzar el punto G (si es sexo pene-vulva) o el punto P (si es sexo pene-pene) con un pene más bien pequeño:  

  • Perrito: Una básica y muy divertida que puede ser molesta cuando el pene es demasiado grande. Podrás penetrar a tu pareja desde detrás y alcanzar con facilidad su zona G o punto P a la vez que estimulas sus genitales u otras zonas erógenas con las manos.
  • La serpiente: tu pareja se coloca bocabajo con las piernas cerradas y una almohada bajo la cadera, y tú penetrarás desde detrás. Las piernas cerradas harán que notes una presión de lo más agradable.
postura sexo pene pequeño
    • Las orejas de conejito: la persona que recibe la penetración se coloca bocarriba con una almohada bajo la cadera y las piernas abiertas y flexionadas de manera que sus rodillas estén lo más cerca posible de sus orejas. Tú te colocarás de frente, veréis que la penetración será realmente fácil. 
    • On top: sí, también es posible jugar con tu pareja encima. Lo que te recomendamos es que, en lugar de que se mueva hacia arriba y hacia abajo, lo haga formando círculos. No solo disfrutaréis mucho más, sino que también evitaréis que el pene se salga. 
    • Con un juguete: en cualquiera de las posturas anteriores puedes introducir un extra de placer con un juguete sexual, así estimularéis a la vez otras partes erógenas. 

    ...

    Olvídate de la obsesión del tamaño, disfruta de tu cuerpo y el de tu pareja buscando nuevas posturas y nuevas zonas erógenas, en definitiva, explorando vuestros cuerpos sin que nada ni nadie te haga sentir mal por tu tamaño. Aquí se trata de jugar y disfrutar.