Sabemos que tener relaciones durante el embarazo puede ser algo que asuste a muchos padres y/o madres primeriz@s o a parejas que se estén planteando ampliar la familia. Preguntas como si se puede dañar al bebé o hasta si se le puede llegar a tocar durante la penetración, pueden echaros atrás a la hora de probarlo... Pero no hay nada de lo que preocuparse, se puede seguir teniendo una vida sexual activa y placentera a no ser que tu doctor/a te pare los pies. ¡Os invitamos a seguir leyendo y resolver todas vuestras dudas! 🤗

cuando descubres que podrás seguir teniendo relaciones

Cuando descubres que puedes seguir teniendo relaciones sexuales

¿Hay algún riesgo?

En un embarazo normal, se puede tener sexo perfectamente y no tiene que ser nocivo. Solo en el caso de embarazos de riesgo, hay que consultar al ginecólogo y seguir sus recomendaciones.

Esto puede ocurrir si hay amenaza de aborto, hemorragia genital (independientemente de la causa), embarazo múltiple, incompetencia cervical, riesgo de sufrimiento fetal, rotura prematura del embarazo, presencia de otras enfermedades, medicamentos...

En el resto de casos, para disfrutar del sexo durante el período de gestación, solo hay que adaptar algunas posturas a partir del segundo trimestre para evitar que sean dolorosas o incómodas para la embarazada. Y no, no se tocará el bebé con el pene o con el juguetito 😝

dios mio

No, no se tocará el bebé con el pene o juguete

Cómo cambia el sexo durante el embarazo

Primer trimestre del embarazo

Algunas futuras mamás, en esta etapa, olvidan sus relaciones sexuales porque están muy concentradas en su embarazo, sobre todo cuando es el primer bebé. Es importante no dejar de lado a la pareja y continuar manteniendo relaciones sexuales satisfactorias individuales y en pareja.

Es muy común perder un poco de interés en el sexo durante el primer trimestre ya que los vómitos, las náuseas o el malestar provocan inapetencia. Pero recordad que el sexo es como el deporte: cuanto más se practica, más ganas se tiene de seguir haciéndolo y en cambio, si se deja de hacer cuesta más volver a ponerse.

El sexo oral y la estimulación del clítoris pueden ser muy satisfactorios para la mayoría y es un buen aliado para recuperar la excitación y las ganas de tener sexo.

Las relaciones sexuales en este trimestre no son peligrosas y solo se debe vigilar en caso de riesgo de aborto.

Segundo trimestre del embarazo

En el segundo trimestre, muchas mujeres ya se han acostumbrado a la nueva condición y suelen tener más relaciones sexuales. Además, el cambio hormonal debido al embarazo provoca una mayor sensibilidad a la excitación y mucha más lubricación.

El único problema, es que con la barriguita puede haber algunas limitaciones en las posturas y el repertorio erótico tiene que cambiar un poco.

Una de las mejores posturas es la cucharita, donde tumbados de lado, se puede realizar la penetración cómodamente y con mucho más control sobre la penetración. Además, la barriga no impide el contacto.

postura cucharita

La cucharita permite un mayor control de la profundidad

Otra opción es la cucharita cara a cara. Aunque si la barriga es muy grande va a ser un poco más complicado, el contacto directo con la pareja permitirá que os sigáis encendiendo con besitos y caricias y reafirmará el amor que sentís.

cucharita cara a cara

La cucharita cara a cara permite que os sigáis excitando con besitos

La postura de la plegaria puede ser muy recomendable durante el embarazo. Consiste en hacer el perrito reclinándose un poco para atrás con las piernas abiertas. De esta forma se evita la compresión abdominal y es cómodo para amb@s.

la plegaria, como el perrito pero con las piernas abiertas

La plegaria es como “el perrito” pero sin compresión abdominal

En estas posturas y debido al embarazo, es mejor realizar movimientos calmados, nada violentos. Para notar al máximo la estimulación podéis jugar con accesorios como el anillo vibrador Todo Mío, que os permitirá disfrutar de una estimulación externa además de la penetración, sin necesidad de grandes movimientos.

anillo vibrador para parejas  todo mío

Disfruta de una estimulación completa sin grandes esfuerzos VER MÁS ❯

Aparte de estas nuevas posturas y juguetitos para ampliar el repertorio, se recomienda enfatizar en la estimulación de todo el cuerpo y no focalizarse únicamente en los genitales. Disfruta de toda la relación sexual e incluye caricias y masajes por todo el cuerpo.

En el segundo trimestre solo se prohíben las relaciones sexuales si hay amenaza de aborto o si hay historial de embarazos anteriores con incompetencia del cuello uterino.

Tercer trimestre del embarazo

A partir de las 38 semanas hay especialistas que recomiendan abstenerse de relaciones sexuales ya que puede provocar dolores e incomodidad o incluso un parto prematuro en algunos casos. Por otra parte, si el parto se retrasa, también pueden recomendar tener orgasmos para acelerarlo.

Por supuesto, se pueden seguir teniendo mimos, besos, caricias, masturbación, etc., pero se desaconsejan las penetraciones profundas y el sexo intenso.

Siempre se debe consultar con tu ginecólogo/a para que valore cada caso personalmente. Normalmente se tienen más ganas de mimos que de sexo, a causa de la incomodidad que pueden provocar los cambios físicos (esa barriguita no es fácil de disimular) y la proximidad del parto.

tu en el tercer trimestre de embarazo

Tú durante el tercer trimestre del embarazo

Atracción durante el embarazo

El embarazo es como una crisis simbólica en la pareja, pasar de ser dos a tres tiene sus implicaciones y hay que seguir trabajando en el deseo sexual de la pareja.

Ser un@ más cambia la manera de relacionarse en la pareja porque cambian las obligaciones, responsabilidades, intereses y preocupaciones.

Está claro que durante el embarazo es importantísimo cuidarse como futuros papás y mamás, pero también es importante seguir cuidando la relación de pareja al margen de la parentalidad.

En la embarazada puede cambiar el concepto sobre su imagen corporal, sobre todo en los primeros embarazos donde puede cambiar mucho el físico y ser impactante para ella o su pareja.

Hay que hablar sobre las dudas o preocupaciones que se derivan a causa del cambio físico, piropear a la pareja, decirle lo que le gusta y enfatizar en los cambios físicos a mejor. Las personas embarazadas muchas veces se ven más guapas fruto de su felicidad, los pechos se engrandecen… La barriga es posiblemente uno de los cambios más evidentes durante el embarazo y hay que aprovecharla, ¡que solo dura 9 meses! Se puede incluir la barriga en el repertorio erótico: acariciarla, besarla, pintarla, chuparla o hasta masajearla con algún aceite para que esté bien hidratada y no salgan estrías…

...

El atractivo de la pareja no tiene que estar solo en el físico, sino también en cómo nos divertimos, qué cosas nos gusta hacer junt@s o de qué manera nos entendemos. Por eso es tan importante sacar tiempo para seguir pasándolo bien con la pareja y seguir construyendo proyectos de futuro ❤️